Natalia Vindas, surfeadora a punta de coraje

Natalia es surfeadora y no hay discapacidad que la detenga

«La vida es impredecible y todo puede cambiar de un momento a otro». Estas palabras, Natalia Vindas las había escuchado muchas veces, hasta que le tocó vivirlas en carne propia, hace ya 12 años.

Tuvo un accidente de tránsito y desde entonces no volvió a caminar. «La espalda se me partió en dos», nos dice. Es por esto que una silla de ruedas pasó a ser su compañera inseparable.

¿Qué le sucedió a esta ingeniera de profesión?  Esto nos lo cuenta en este reportaje de VIDAS INTENSAS de lizethcastro.tv.

Te recomiendo de Archivo: Pandemia impulsó a tica con discapacidad a tener su canal de Youtube

«No ha sido fácil, pero tuve que decidir que mi vida o se acababa a los 24 años o aceptaba que esta era mi realidad». Y así lo hizo, a tal punto que practica el surf, porque si algo nos demuestra Natalia es que no hay discapacidad que la detenga.

Por eso y más, aplausos para una mujer que cree que con adaptaciones y con la ayuda necesaria cualquier persona con discapacidad puede realizar lo que se proponga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.