Un ruido, una bendición

El molesto sonido de una pitoreta nunca ha sido oído por Bayron. Nació con sordera severa y sus papás a los 2 meses de nacido, lo supieron. Dos personas humildes de la bella Juan Viñas, buscaron respuestas a la pregunta ¿Qué podemos hacer? y la búsqueda los trajo hasta este punto: recientemente le practicaron un implante coclear a Bayron. Como la sordera de él sucede en el oído interno, es ahí donde tiene el implante. El proceso culmina con la activación del aparato que permitirá que los sonidos externos logren convertirse en impulsos eléctricos que el niño perciba. Los encargados de este proceso son los audiólogos de J.R. Sánchez, quienes le advierten a los padres que un terapetua será clave para que Bayron aprenda de forma perfecta a hablar a partir de ahora.

En lizethcastro.tv presenciamos la reacción de Bryan y de sus papás, ante esos primeros segundos en que la magia del sonido empieza a ser parte en la vida de este pequeñito de año y medio. ¿Qué habrá hecho cuando escuchó la pitoreta? Aquí se los contamos en este video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.