Con 91 años «Tengo la vida que quiero tener»

¿Cuántas personas podrán decir a sus más de 90 años que se sienten satisfechas con la vida que han tenido? ¿Cuántas sonreirán en su presente, lleno de recuerdos pero también merecedor de atenciones? Doña Gloria Rodríguez nos enseña que aunque se tengan 91 años, siempre hay algo nuevo que nos puede hacer sonreír.  Ser adulto mayor, según ella, es movimiento a pesar de estar en silla de ruedas, sonrisas a pesar de que no todo en la vida es alegría y amor porque eso es lo que ella siempre ha tenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.