Son las 7 y 30 de la mañana. La Doctora Erika Brautigam entra a la UCI-COVID del Hospital Max Peralta, de Cartago.  Su hora de salida es a las 4 y 30 de la tarde. Hasta esa hora almorzará. Antes, su concentración es total en los pacientes, tanto, que ni el celular puede responder.  Sus tres hijos saben que “Mami está fuera de servicio hasta las 4 y 30 pm”.

Ella lo resume así:  “Este virus en un segundo hace que cambie la situación de un paciente. Estamos pendientes de forma total”. 

Desde Setiembre de 2020, la Dra. Brautigam fue asignada a esta unidad y para ella ha significado un antes y un después en su vida. “En lo académico, en lo profesional,  como doctora, el aprendizaje ha sido muchísimo y en lo humano, ahora uno se identifica más con el dolor y la parte emocional del paciente.  Estos pacientes en la UCI sólo lo tienen a uno. No pueden recibir visitas. Sólo uno está para ellos. Hay un vínculo con cada uno y vemos que hay muchísima gente amada a quienes los están esperando en sus hogares”.

Es por esto, que cada paciente que supera la crisis que le produce el COVID-19 es una fiesta en el corazón del personal de salud.

Lo más doloroso

De acuerdo con su experiencia, hay episodios muy dolorosos que tocan directamente el alma del personal de salud.

“De lo más difīcil es cuando los pacientes, antes de intubarlos, se despiden de sus parientes. Yo hago la llamada y el paciente habla con su familia. La mayoría de veces conversan con su esposa o esposo. Si hay hijos cerca, conversan. Muchos oran, otros lloran… Es muy duro”.

Momento en que un paciente se despide antes de ser intubado. Foto: CCSS

Momento en que un paciente se despide antes de ser intubado. Foto: CCSS

Te recomiendo de Archivo:  Te amé, te amo y te amaré. La despedida de hijos a médico fallecido por COVID

La doctora advierte que el comportamiento de este virus es muy particular, pues hay pacientes que entran a la UCI graves, luego salen de la gravedad y vuelven con sus familias a casa.  Pero otros, quizá, entran con menos compromiso de su sistema y en el proceso se complican.

“Pero, sea cual sea la situación, lo que de veras es vital es el compromiso de todos los que estamos atendiendo a cada persona.  Desde el misceláneo, limpieza, los asistentes de pacientes, enfermeros, médicos, todos estamos entregados totalmente, más allá de un horario, la prioridad es la vida”, asegura.

Personal de salud de la UCI-COVID del Hospital Max Peralta. Foto: Cortesía Dra. Brautigam

Personal de salud de la UCI-COVID del Hospital Max Peralta. Foto: Cortesía Dra. Brautigam

Colapso hospitalario

Brautigam asegura que ni ella ni sus compañeros se sorprenden del aumento de casos en nuestro país pues ya en Europa, por ejemplo, se veía la agresividad del virus en la más reciente ola de la pandemia. “Era lo esperable”, dice.  Además, lamentablemente la gente tiende a “aflojar” las medidas básicas que se piden.

“El colapso hospitalario está a la vuelta de la esquina”, asegura.

Consultada sobre si están preparados para decidir entre un paciente y otro (como en algún momento ha dicho el Gerente de la Caja, podría suceder), nos dice: “Ninguno de nosotros está preparado para decidir sobre la prioridad de la vida de un ser humano por encima de otro. No somos quién para decidir eso. Cada vida vale.

La doctora hace un llamado a todos los costarricenses para que acaten las medidas sencillas que salvan la vida ante la presencia del COVID-19.

“Tengo un amigo que dice una frase que me encanta repetir:  Este virus es tan pendejo que se muere con agua y jabón.  Por eso el lavado de manos con agua y jabón es clave. Además de usar siempre el cubre bocas y guardar la distancia.  Son medidas sencillas”

Te recomiendo de Archivo:” La diarrea por COVID llegó a debilitarme al punto de no poder caminar”

La doctora insiste:  “El llamado es a que todos se cuiden. Este es un virus que provoca una enfermedad letal, mortal, en un 2% de la población. Y ese puede ser tu papá, tu mamá, tu tío. Nadie está exento que la familia o alguien de la familia se llegue a enfermar”.

Este 12 de Mayo, el Ministerio de Salud dio a conocer la cifra récord de contagios COVID-19 en el país:  3,173 personas en las últimas 24 horas y por segundo día consecutivo, murieron 26 personas.  487 pacientes están en cuidados intensivos con edades entre los 17 y los 86 años.

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

Comments are closed.