Maricruz Leiva, ¿Podrá perdonar a quien casi le quita la vida?

Maricruz Leiva nos atendió en su casa con la vista borrosa y en vísperas de tener su segunda operación en menos de 15 días, en el pie izquierdo.  Se recupera de uno de los capítulos más dolorosos que ha vivido, que incluye la muerte de Verónica Guerrero, una de las amigas de su hijo menor, Eric.  Ella, madre de dos hijos, esposa, hermana, hija, nos cuenta lo que vivió a partir de 10 de abril cuando un hombre que figura como sospechoso principal del accidente, manejaba con licor. El cambio de ritmo en su vida, el llanto de lo que ya no se puede cambiar, el agradecimiento por cada segundo y la posibilidad del perdón como sanación interior, son temas que conversan Lizeth Castro y Maricruz Leiva en este VIDAS INTENSAS.

15 comentarios en “Maricruz Leiva, ¿Podrá perdonar a quien casi le quita la vida?

  1. Me encanta como es ella sigue así Mari cruz sigue con tu estudio de la Biblia que yo se te va a ayudar mucho en tu vida que sigas mejor !!

  2. Me encanta como es ella sigue así Mari cruz sigue con tu estudio de la Biblia que yo se te va a ayudar mucho en tu vida que sigas mejor !!

  3. En realidad asi es debemos perdonar. Para aliviar nuestra alma tanto ella como la madre de la muchacha.xq ella c ve llena de odio,dolor y amargura y claro que lo puede centir xq tambien soy madre de una nina y me doleria si halgo le pasara. Pero solo con la ayuda de nuestro padre celestial podemos perdonar. Mari que te recuperes pronto y que la mano de Dios y el favor de nuestro padre de guarde ciempre. Bendiciones.

  4. Porque Dios nuestro Señor es soberano sobre todas las cosas, ninguna prueba puede tocarnos a menos que Él lo permita. Nuestro Padre celestial sabe que algunas veces la única manera como podemos crecer espiritualmente es a través del sufrimiento. El dolor puede agudizar nuestra sensibilidad a su presencia y darnos oídos cuando hemos sido sordos a su voz, nos purifica de la manera que el fuego refina al oro. Desde el punto de vista humano, las pruebas duelen; pero desde la perspectiva de Dios, son un puente para relacionarnos más estrechamente con Él. Muchas bendiciones Maricruz y a los padres de la jovencita,y que el Señor me los colme de mucha fortaleza espiritual.

  5. Porque Dios nuestro Señor es soberano sobre todas las cosas, ninguna prueba puede tocarnos a menos que Él lo permita. Nuestro Padre celestial sabe que algunas veces la única manera como podemos crecer espiritualmente es a través del sufrimiento. El dolor puede agudizar nuestra sensibilidad a su presencia y darnos oídos cuando hemos sido sordos a su voz, nos purifica de la manera que el fuego refina al oro. Desde el punto de vista humano, las pruebas duelen; pero desde la perspectiva de Dios, son un puente para relacionarnos más estrechamente con Él. Muchas bendiciones Maricruz y a los padres de la jovencita,y que el Señor me los colme de mucha fortaleza espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.