Un paseo a Santa Cruz se convirtió en el último que Alex vivió con su esposa, Karen y sus tres hijos.

Era Octubre de 2019, Alex Gutiérrez tenía 33 años y ya viniendo de regreso a casa, sucedió lo que jamás estaba en planes.

Esta fue una de las últimas fotografías que se tomó Alex con su esposa y su hijo menor (Cortesía: Karen Víquez)

Esta fue una de las últimas fotografías que se tomó Alex con su esposa y su hijo menor (Cortesía: Karen Víquez)

Recuerda Karen: “ A la altura de San Ramón pasamos a almorzar a un restaurante. Alex fue al baño con nuestro hijo de 5 años. El vio como cayó su papá al suelo”.

Nadie sabía lo que pasaba, mucho menos que la cuenta regresiva para la vida de este ingeniero en mantenimiento industrial,  ya había iniciado.

Una hora y 20 minutos

Tras caer al suelo, Karen recuerda que todo pasó muy de prisa.  Ver que Alex no reaccionaba, llamar a la ambulancia, entrar al Hospital… Además no entender cómo alguien que hacía poco se había hecho exámenes de rutina con excelentes resultados, podía estar en una condición tan grave.

Alex era un enamorado de su esposa y sus tres hijos

Alex era un enamorado de su esposa y sus tres hijos

Alex medía un metro ochenta, pesaba 110 kilos y era dueño de un humor fascinante, enamorado de la playa, guitarrista y aficionado a cocinar.

Te recomiendo de Archivo: Actos de amor. Ni la muerte separa a esta pareja

Recuerda Karen que pasaron 1 hora y 20 minutos desde que había caído al suelo, cuando Alex falleció. Trombolismo pulmonar, fue lo que dijo el forense.

“El trombo se desprendió de su pierna derecha y subió a los pulmones. Se puede decir que murió ahogado “, dice con dolor la mujer que lo recuerda como un hombre enamorado de su familia y brillante en su trabajo.

“Todo es un desafío, porque no sólo era mi dolor sino lidiar con el dolor de mis hijos “, dice Karen. Además incluso había que reacomodarse económicamente para que los tres hijos continuaran en escuela y colegio.

La pensión de la CCSS, tabla de salvación

A partir de ese momento, Karen asumió las riendas del hogar.  “Es un reto increíble. Gracias a Dios, Alex siempre fue una persona sumamente ordenada en cuestión de finanzas.  Los dos estamos cubiertos por el régimen de pensiones de la CCSS, el IVM y eso nos permitió hacer frente a mis hijos y a mí, a todo lo que se ha venido “, comenta Karen quien tuvo que pensar con cabeza fría, en medio del dolor, cómo diseñar un presente donde la calidad de vida de Mathías (16), Thomas (6) y Emiliano (3),  no se viera afectada.

Alex falleció de forma inesperada debido a una trombosis pulmonar

Alex falleció de forma inesperada debido a una trombosis pulmonar

Con las cuotas que Alex cotizó, dice esta madre, se pagan gastos fijos de la casa.  “Yo digo que los ticos tenemos la costumbre de ser muy cortoplacistas y a veces vivimos lo inmediato. Por dicha con la pensión de Alex se pagan muchas cosas.“

La dolorosa y repentina muerte de este joven esposo, ha hecho que su esposa vea con ojos de agradecimiento el hecho de que mes a mes dispone de esa pensión para cosas necesarias de su familia. “Yo opino que cotizar para la Caja nos proporciona seguridad“, concluye.

Según datos del Director de pensiones de la CCSS, Ubaldo Carrillo, este régimen de pensiones reúne a más de 300 mil pensionados en el sistema de Invalidez, Vejez y Muerte.  Por otro lado, el régimen no contributivo de pensiones de la Caja beneficia a unas 130 mil personas, gracias al sistema solidario de la CCSS.

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

Comments are closed.