Esta mañana, Don Rosmy acudió al llamado que le hizo el Hospital México donde estaba internada su esposa.   El llamado se lo hizo la psiquiatra que da soporte a los familiares de las víctimas de esta pandemia. No imaginaba que era su último adiós.

En un salón “lejos pero cerca” de ella, le permitieron permanecer durante la mañana. Se sentó en un sillón y desde ahí le empezó a cantar. “Yo no es que cante muy lindo pero le empecé a cantar los salmos que ella tanto amaba, los que aprendimos en la Iglesia y que le fascinan”, comentó.

Dura noticia

Al recibir la noticia de que había fallecido su esposa, “Le dije a la distancia, ay amor, me ganaste, yo tenía que irme primero pero Dios te eligió primero a vos”.

De esta manera, doña Mari se convirtió en la primer mujer costarricense fallecida en territorio tico por Coronavirus.  Con ella, en total han muerto, víctimas de este virus, 9 personas en Costa Rica.

Reacción de fe

Hombre de impresionante fe, don Rosmy Quirós y doña Mari Rodríguez son padres de un hijo de 20 años y una de 19, ambos universitarios.  “Yo estoy en paz, me da dolor por los chiquillos, pero yo estoy convencido de que mi esposa está en el regazo del Señor”, indicó.

Doña Mari es oriunda de Tambor de Alajuela y tenía 58 años de edad.

Doble lucha

Durante la primer semana de febrero de 2020, doña Mari fue diagnosticada con un linfoma en el intestino delgado.  Pasarían tan solo dos meses para que, el 24 de abril le dijeran que también tenía Coronavirus COVID-19.

“El diagnóstico de cáncer fue muy duro.  Yo andaba en un viaje de trabajo en China y al regresar ella me dijo que se había sentido muy mal todos esos días en que yo no estuve.  Fue cuando después  de exámenes nos dijeron que era un cáncer. Es un gran golpe pero igual había que dar la pelea y ponerse en manos de Dios”.

Curiosamente aunque don Rosmy fue al país donde nació el Coronavirus, tanto él como sus hijos dieron negativo en las varias pruebas que se les hicieron.  “Después de internada por el cáncer, sólo Dios sabe por qué, al regresar a casa empezó a sentirse muy mal”, recuerda.  “Tenía mucha fiebre y la llevé de nuevo al Hospital México aunque ella no quería.  Pero había que hacerlo y Mari salió positiva de COVID-19. ”.

A partir de ahí, la lucha fue doble. “Uno quería que ella regresara a la casa. Yo le mandaba mensajes por whatsap aunque estuviera sedada, fotos de las plantas de la casa… Pero Dios es el que decide”.

Te invito a leer también: Hijos del médico fallecido por COVID-19  en CR, despiden a su padre

Mari está con Dios

“Ayer que fue el día de la Virgen de Fátima, yo le jalé los chingos.  Le dije que o se la llevaba o nos hacía el milagro.  Hoy Dios decidió y sus decisiones siempre son de amor.  No le reclamo nada. Mari está con El.  Si todos tuviéramos la oportunidad de morir con esa paz..  Viera qué hermoso.  Esa paz, y la mía, solo pueden venir de Dios porque uno como ser humano… sólo de Dios viene esta paz”, compartió don Rosmy con lizethcastro.tv.

 

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

4 comentarios

  1. Irene Bustos on

    Hermoso testimonio de fe y amor. Un amor que traspasa toda frontera. Una fe en el altísimo. Fe que solo el amor a Dios nos puede dar

  2. Maria Elena on

    Excelente artículo. Solo estando llenos De Dios podemos lograr ese desprendimiento , esa fortaleza y paz de Don Rosmay.

  3. María Elena Benavides Barquero on

    Imposible no llorar. Fortaleza para esa familia llena de Dios

  4. Ligia Morales Barrientos on

    Esa paz que tuvo ella era porque Dios estaba con ella y hoy goza de la gloria eterna. Ustd cómo esposo déjeme decirte Dios todo lo permite para nuestro bien ,yo soy testimonio de la muerte de mi esposo hace años y aunque fue trajica también El se fue en paz Que dios les dé fuerza ,fortaleza y mucha paz a su esposo e hijos. ..Jesús es el consuelo …