El caso que llegó a mi correo lcastro@lizethcastro.tv es el siguiente:  “Hola! Mi novio está recién divorciado y me acaba de proponer matrimonio. Nos amamos demasiado pero mis amigas me dicen que voy directo al fracaso. Tenemos 4 meses de tener una relación maravillosa. Me he puesto a pensar, ¿Tendrán razón mis amigas?”

El psicólogo Dr. Rafael Ramos, señala los siguientes 6 puntos a tomar en cuenta:

  1. 1. El matrimonio más allá de ser un vínculo conyugal, requiere de compromiso y madurez, si lo queremos ver, es como formar una gran empresa. Si vas a invertir en un gran proyecto y vas a gastar todos los ahorros y más, lo lógico es que estudies bien el caso, desde lo más pequeño hasta lo más grande.
  2. 2. El tiempo no define la funcionalidad de una pareja, el tiempo es relativo para cada individuo. Es muy importante no solo conocer a la persona sino como ha sido su entorno, como es la familia, la cultura, la  educación, las costumbres, la forma de crianza,  conocer características del papá y mamá. Y también cómo se relacionó con sus anteriores novias y en este caso exesposa.  Y para todo ello se requiere tiempo.
  3. 3. El matrimonio no es una meta, es un camino. El conocerse y amarse no es solo pasarla bien cuando están juntos,  más allá de eso,  y entonces cuando hay dificultades  que… “calabaza, calabaza cada uno para su casa”. Pues es que no somos platos desechables.
  4. 4. Hay que recordar los pasos del amor. El primer paso es la atracción,  es ese enamoramiento en el que normalmente uno pierde la cabeza. Luego se puede profundizar y se entra en la etapa amorosa donde se comprometen emociones y sentimientos. Después viene la realidad, el amor maduro, en donde en ocasiones hay frustración y se ha perdido ese amor de perder la cabeza. Si se logra un vínculo cuando se está en la fase del amor maduro, es más probable que ya conozcas mejor a tu pareja, y tengas más claro a que le estás apostando.
  5. 5.  Hay más tiempo que vida dice un dicho por ahí y tiempo es justo lo que se requiere para formar un vínculo sano  con una pareja. El amor es más fuerte que el enamoramiento.
  6. 6. Me parece prudente que más que tus amigas, familiares y terceras personas te digan el pronóstico de la relación con tu pareja, mejor pregúntate, por qué te quieres casar?

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

Comments are closed.