¿Cuánto vale el regalo que tu hijo quiere?

Nada se compara con ver los ojitos de tus hijos, empapados de felicidad porque reciben en navidad el regalo que tanto habían deseado. Pero si este año estás cargada de preocupación porque no te está alcanzando la platita, mejor aprovechá para que el obsequio que les podás dar a tus chiquitines, vaya envuelto en valiosas lecciones que le servirán de por vida.

¿Cuánto cuesta el juguete o los tenis de marca que te pidieron este año? De seguro en tu cabeza pasaron dos cosas: se te paró el pelo y pensaste en el doloroso “no se puede”. Pero cuidado, ese “no se puede”, sería de lo peor para un niño en cualquier época del año, pues corre el riesgo de llegar a pensar que en la vida, lo que se desea, es imposible de lograr.

En navidad no solo hay que estirar los billetes, también se vale hacerlo con las ideas para que las personas más especiales para vos, reciban el mejor regalo en navidad. Con la ayuda del experto en finanzas Javier Angulo te obsequiamos los siguientes consejos:

-Es innecesario recitarles tus deudas, podrías traumarlos. Recordá que para un niño en su dimensión es importante pues siempre piensa en el juego y, el juguete para él o ella es igual de significativo que lo es para vos, otro artículo o logro.

-Deciles “vamos a buscar la forma”, ellos pueden proponer ideas, quizás  vender un juguete que ya no usan.

-Investigá el precio en varios comercios, la diferencia podría darte una manita o bien encontrarte con una buena oferta.

-¿Y qué tal si tu hijo adolescente se apunta a lavar tu carro o hacer alguna tarea del hogar por la que siempre pagás? Ayudará a comprar el regalo, también enseñará que la platita cuesta ganársela.

-Que ese regalo imposible no te arruine la navidad, preguntáles qué otras opciones les interesan, puede que sí te alcance para complacer a tus retoños.

-Si no hay otra salida y tu respuesta irremediablemente es “no se puede”, aclárales que no será posible por el momento. La idea es que tus hijos no se graben un mensaje negativo, sino que crezcan con la mentalidad de “si trabajamos, sí se puede”.

-Quizás esta sea la navidad para que tus hijos aprendan la importancia de ahorrar dinero durante el año, pero hacé que el proceso sea más importante que un regalo material. Aprovechá para reflexionar en familia, sobre los obsequios que llenan el alma y que no tienen precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.