Fin al abuso contra la niña que quisieron hacer invisible

El abuso acabó con 27 años de cárcel para la abuela de la niña

Apilada debajo de golpes, golpes y más golpes, yacía el alma moribunda de una niña que me hace escribir este blog que jamás hubiera querido escribir.

No se puede uno imaginar que a sus 7 años, la niña relata que tenía tanta hambre que comía sus heces. No he visto a un perro hacer eso. Perdón lo duro de mi frase, pero así es. Lo que para el cuerpo es desecho, para ella era comida! También lo fue el jabón y la tierra.

Condenada por su abuela a desear que el sol no saliera, cuando el PANI rescata a la niña, pesaba lo mismo que su felicidad: nada, para la edad que tenía.

Bendito el soplo del viento que movió una cortina e hizo que un vecino viera que la niñita, sin pelo y desnutrida estaba amarrada en un cuartucho.  Una soga apretaba aquella almita que llegó a los 3 años a manos de la mujer que la abusó, cada vez, con más crueldad.

Bendito el vecino que habló, buscó ayuda y detuvo la traición al principio de protección que violó la abuela con los cigarros que le quemaban en la piel a la pequeña.

Relata la niña que la abuela la ponía a dormir debajo del piso. Debajo de la nada, ahí estaba, como si quisieran que fuera invisible, sangrando en el alma, los ojos llorosos contemplando entero el abrigo de tristeza que la envolvía sin poder quitárselo, el cuerpo muriendo de frío y no sé si deseando morir.

El abuso terminó con una sentencia de 27 años de cárcel para la mujer.

Ahora comienza la tarea titánica de contarle que tiene derecho a vivir.  Y después verla sonreír. 

De hecho, la niña fue adoptada por una familia que la ama y que con gestos, en el día a día le enseñará que el mundo tiene bondad, compasión y ternura. 

Quiero pensar que la fortaleza que ocupó para sobrevivir, le dará coraje para levantar su voz cuando sea más grande, para amar la vida intensamente y lograr los sueños que le quisieron enterrar.

Quiero pensar que su alma entenderá que nació para la grandeza y espero que ángeles le ayuden a reconstruirse con lo único que se necesita para ser feliz:  ser amado y amar. 

Te recomiendo de Archivo Frases que utilizan los abusadores sexuales

Un comentario en “Fin al abuso contra la niña que quisieron hacer invisible

  1. Lizzet por favor usted que es conocida en nuestro país ayude de alguna forma para que en serio esa niñita reciba la atención que merece, borrar de esa memoria ese trato tan inhumano no es fácil, esa niña necesitara apoyo sicologico de primera mano, Dios quiera que la familia tenga los medios para que se atienda así, uno no puede imaginarse lo que vivió y como se sentirá y las cosas que guardara esa niñita. Dios es grande y si esa bebe aguanto todo eso sea para que ella con esa fuerza salga adelante, y logre amar la vida y a los seres que están a su alrededor y sea feliz. Oro por eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.