Si me cae mal la lactosa…

Recetas deliciosas para obtener calcio

(Por Luis Alfonso Rosales, asesor en alimentación consciente

Tel. 22238642/ 83197501)

Sólo los humanos toman leche después de la infancia, y ninguna otra especie toma la leche de otras especies, porque simplemente no es necesario. Es común escuchar a más de una persona decir que cuando toman leche de vaca «se les abomba el estómago» y se sienten irritados estomacalmente.

Curiosamente, los países que más consumen leche de vaca en el mundo, tienen los más altos niveles de osteoporosis, y ocurre todo lo contrario en Japón y China donde casi no existen los productos lácteos.   De hecho, si es por buscar calcio, podés recibir todo el que necesitás comiendo brócoli, higos, frijoles, granos, cereales, por mencionar algunos ejemplos.

Te propongo dos recetas para hacer fácilmente una leche vegetal y un queso tipo amarillo, huyéndole a esas molestias que sentís cuando consumís leche de vaca.

Batidos de leche vegetal:

1/2 Litro de agua tibia

1/2 Litro de agua temperatura ambiente

1  taza y 1/2 de semillas de almendra o marañon

Bananos o dátiles

Canela en polvo o vainilla

Para la preparación, ponemos el agua tibia en la licuadora junto con las almendras y licuamos hasta que quede un poco espumoso. Luego, agregamos el resto del agua y pasamos por un colador de tela.  Exprimimos hasta obtener todo el líquido posible. A continuación, ponemos en la licuadora los demás ingredientes. Si se desea, agregar hielo. Y listo para servir.

Queso tipo amarillo:

1/4 de vaso de levadura de cerveza

Un vaso de agua

2 cucharadas soperas de harina de maíz (maicena)

Media cucharada sopera de ajo en polvo

Una pizca de sal

1 cucharada sopera de aceite de oliva

Una cucharada de zumo de limón

Se mezclan todos los ingredientes en una olla menos el aceite de oliva, y lo calentamos unos segundos hasta que espese .

Lo retiramos del fuego, añadimos un chorrito de agua y todo el aceite. Lo mezclamos bien, y lo dejamos reposar hasta que se temple. Luego, lo podemos meter a enfriar en el congelador o en la nevera una media hora. Y listo!

Más información en www.facebook.com/alimentaciontrascendental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.