Una manta que cuelga del puente peatonal de los Hatillos, es muestra de una historia de amor de dos hijas hacia su padre, que lucha por la vida contra el COVID en el CEACO.

Las hijas de don Victor han hecho mantas para agradecer los cuidados a su amado papá

Las hijas de don Victor han hecho mantas para agradecer los cuidados a su amado papá

Periodista: Wendy Arias/

Este 20 de junio, la celebración del Día del Padre, no será igual para don Víctor Ortiz Mena y sus hijas Leslie y Melanie. No se sentarán en la mesa para almorzar juntos ni compartirán un abrazo, pues don Víctor, está internado en CEACO, desde el 10 de mayo anterior. Sin embargo, la distancia física, no aleja a los corazones unidos en amor y esperanza.

En lizethcastro.tv conversamos con Leslie Ortiz, de 32 años de edad, quien nos cuenta, cómo han sido los últimos días: “Después de un año desempleado, mi papá entró a trabajar. Tenía doce días de haber entrado   y fue trabajando que se contagió del SARS-CoV-2​. El 08 de mayo se hizo la prueba y cuando llegó a casa el oxímetro marcó 76%. Llamé a la ambulancia y lo llevaron al Hospital Psiquiátrico en Pavas, estuvo dos días ahí y el 10 de mayo lo enviaron a CEACO”.

Don Victor tiene 58 años y dos hijas Leslie y Melanie

Don Victor tiene 58 años y dos hijas Leslie y Melanie

Vino la intubación

Ese día, don Víctor, de 56 años de edad, llamó a su hija. Ella, con el corazón en la mano, le dijo que en el CEACO le cuidarían muy bien y que le esperarían en casa. Él empezó a recibir en canolas altas, oxígeno al 100% y el 18 de mayo, lo intubaron.

Las hijas de don Victor hicieron esta manta en homenaje al personal de salud

Leslie continúa: “Intubaron a mi papá y desde ahí fueron malas noticias, bacterias tras bacterias, un riñón colapsado, hemotórax por posible sangre en el pulmón y antibióticos.”

Continúa: “Todos los días llamamos y nos han atendido con anuencia y cercanía. Nos han permitido, estar a través de una llamada, próximos a mi papá. Ha sido muy difícil por que la vida nos quiere quitar lo que más amamos, pero seguimos guerreando igual que él, pidiéndole a Dios que no se lo lleve. Sabemos que a él lo esta sosteniendo ese amor por nosotras, es un hombre maravilloso”.

Papá de corazón

El viernes 11 de junio, las hermanas recibieron la llamada que nadie desea recibir. Don Víctor, había dejado de responder a los medicamentos y estaba en estado crítico: “Nos dijeron que había que ver qué pasaba el fin de semana y la doctora me indicó que, si pasaba algo, sus compañeros me llamarían”.

Don Victor tenía un año desempleado y al encontrar trabajo adquirió el COVID-19

Don Victor tenía un año desempleado y al encontrar trabajo adquirió el COVID-19

El sábado, Leslie, su hija, Melanie, su hija, y más integrantes de la familia, llamaron para solicitar hablar con don Víctor: “Estamos muy agradecidos, contacté a la enfermera para que nos dejara conversar con papi, con una tableta que le acercan en altavoz a su cama. Ella nos permitió hacerlo a las 11:30am. Le expresamos cuanto le amamos, yo le di las gracias por amarme y aceptarme desde el vientre de mi madre, él es mi papá de corazón y siempre ha estado para mí. Fue como una despedida. Le dije a Dios que estaba perdiendo mi fe y le pedí que por favor lo levante de ahí”

“Hagamos mantas”

El domingo anterior, Leslie y Melanie, llenaron los puentes de Hatillo con letreros de agradecimiento a enfermeras y doctores, pues pasara lo que pasara, son quienes han estado más de un mes, cerca de su padre: “El personal médico, ha cuidado a lo que más amamos, que es nuestro papá. Un hombre entregado por sus dos hijas y dos nietas. He llamado hasta 170 veces para escuchar cómo está y con gran entrega me han leído el expediente en todas las ocasiones, nos han hecho sentir cerca. En CEACO hemos visto a la mano de Dios”.

Leslie y Melanie hicieron este otro cartel para agradecer el amor y entrega en CEACO

Leslie y Melanie hicieron este otro cartel para agradecer el amor y entrega en CEACO

Una llamada de esperanza

Este viernes 18 de junio, una especialista llamó nuevamente, esta vez, para comentarle que don Víctor, está mostrando mejoría: “Desde el lunes anterior, la doctora con gran afecto me dijo: Leslie, no se ilusione, pero hemos bajado el oxígeno de 100% a 55%. Así ha pasado esta semana y este viernes, me volvió contactar para decirnos que la salud de papi ha progresado y que, van a empezar a despertarlo, me alegra, pero me da miedo. Hace una semana nos preparábamos para despedirlo y ahora revivimos la esperanza.”

“Papito: eres nuestro héroe”

Para este día del padre, Leslie le dice a la distancia a su Papá: “Gracias Papito por ser ese hombre tan maravilloso. Gracias por enseñarnos a ser las personas que somos ahora. Pero, principalmente, gracias por no dejar de luchar ni un momento en estos 42 días, porque sabemos que eso ha sido por ese inmenso amor por nosotras. Eres nuestro héroe papito. Te amamos, hasta el infinito y más allá, Papito”.

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

Comments are closed.