Joven peón rompe en llanto al saber que ya es bachiller

Abraham tiene 20 años y es peón de construcción

Abraham Calvo tiene 20 años y muchos sueños.  Peón de construcción, viaja todos los días de Coronado a Santa Ana.  Una mañana, de la semana pasada, en medio del trabajo sonó su celular con un mensaje.  Pero no cualquier mensaje:  era la comunicación  oficial de que había  pasado el último examen que le faltaba para convertirse en bachiller de colegio.

Matemáticas era la única materia «que debía» para obtener el ansiado título y su sorpresa fue que ya superó esa prueba. 

Aquél momento significaba todo un triunfo, y lo expresó llorando de alegría con los otros compañeros, peones de la construcción donde trabaja.

Celebración en medio de martillos y cemento

El primero en abrazarlo y unirse a su alegría  fue Mario Calero, maestro de obras. «Nos pusimos a llorar casi que los dos y yo todo contento porque le he dado muchos consejos. La vida se trata de muchos esfuerzos, muchos sacrificios y también  se trata de siempre seguir adelante«, aseguró Calero.

Te recomiendo de Archivo:  Lucía, en bici prestada vende su propia repostería 

Para Abraham, este éxito lo acerca a su sueño de ser profesor de Estudios Sociales graduado de la Universidad.  En medio del sonido de los martillos y la batidora de cemento, compartió con lizethcastro.tv  otro sueño por el que trabajará: «Quiero tener mi propia casa.  Donde vivimos, en ese terreno, ya le dije a Papi que si puedo construir en la segunda planta una casita propia mía».

Asegura que cuando ya se haya graduado como universitario, mejorarán sus ingresos y así podrá seguir cumpliendo los deseos de su corazón.  Poco a poco Abraham se irá convirtiendo en peón de su propia historia, con cuadro de honor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.