I Parte: Glenda Peraza, una mujer decidida y plena

Nunca antes Glenda Peraza había revelado los detalles, el paso a paso de cómo se enteró de la infidelidad del que define como «el hombre de su vida», su ex esposo Austin Berry. Hoy, con la herida sana y el perdón en sus labios, conversa con Lizeth Castro y confiesa que esto la hizo más fuerte. El tiempo ha pasado y lejos de haberse convertido en una mujer de corazón amargo, está más segura que nunca que si un hombre falló, esto no tiene por qué hacer que ella pierda la fe en el amor verdadero. Esta es la I Parte de una conversación con una mujer decidida y plena.

18 comentarios en “I Parte: Glenda Peraza, una mujer decidida y plena

  1. Muy buena la entrevista aunque tengo una duda. Entiendo la gran molestia y los sentimientos por la infidelidad. Pero lo que no entiendo es como pensaba sacarlo de la casa con la policia? Acaso ahora se puede denunciar a alguien por infidelidad y llamar al 911? o sera mas bien una falsa denuncia por violencia domestica?

  2. Eres una gran mujer glenda una infidelidad nunca sera facil porque aceptar que la persona que amas rompio ese pacto de juntos para toda la vida pero dios nunca nos abandona y se que te dara las fuerzas de continuar adelante con tu linda carrera y al lado de las personas k si te valoran un gran abrazooo mi gran guerrera pura vida ..bendiciones

  3. Glenda! es una gran mujer, una gran señora, la admiró mucho vi las 3 partes de las entrevistas me saco las lágrimas, ella es valiente ejemplo de mujer de madre, y se merece re-hacer su vida y perdón pero ella defiende mucho a su ex no debería de hacerlo el predio una gran mujer, ella no perdió y ahora esta mejor que nunca, Mi humilde comentario .

    Pd: y que vivan los novios.

  4. Yo sólo le permito que esta ruptura le permita liberarse a Glenda de ataduras, que ella de una vez por todas nos permita apreciarla en su esplendor. Es el momento idóneo para una serie de desnudos totales hechos con buen gusto, que nos dejen admirar esa obra tan bella que es su cuerpo, cuidado y esculpido por ella con mucho esmero. Sólo pido eso Glenda, unos desnudos de una vez por todas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.