Fumar es una locura en tiempos de Coronavirus COVID-19

La relación entre FUMAR y el COVID-19

Nunca ha sido más importante que los fumadores dejen de fumar y que las personas eviten dañar sus pulmones al vapear.

Un vehemente llamado a dejar de fumar hizo la Doctora Nydia Amador, Vicepresidenta de la Red Nacional Antitabaco (RENATA en sus siglas).

De acuerdo con la información suministrada, el COVID-19 ataca los pulmones, por lo que las conductas que debilitan los pulmones ponen a las personas en mayor riesgo.

El impacto nocivo del tabaquismo en la salud pulmonar está bien documentado y cada vez hay más evidencia que indica que el uso de cigarrillos electrónicos (vapeadores) también pueden dañarla.

FUMAR y VAPEAR sube el riesgo de infecciones

El vapeo es perjudicial para la salud
El vapeo es perjudicial para la salud

Existe evidencia concluyente de que fumar aumenta el riesgo de infecciones respiratorias, debilita el sistema inmunitario y es causa importante de una serie de enfermedades crónicas, incluidas la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la enfermedad cardíaca y la diabetes.

Además, existe una creciente evidencia de que el consumo de cigarrillos electrónicos también puede dañar la salud pulmonar.

Estos factores ponen a las personas que fuman, y probablemente también a las que utilizan cigarrillos electrónicos, en mayor riesgo cuando se enfrentan al Covid-19,  informó por su parte la organización Campaign for Tobacco-Free Kids.

“Nunca ha habido un mejor momento para que las personas que fuman dejen de hacerlo y para proteger la salud evitando el uso de todos los productos de tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos«, asegura la Dra. Amador.

EL COVID-19,  el FUMADO y el VAPEADO

El llamado es a dejar de fumar
El llamado es a dejar de fumar

Por su parte, la Dra. Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de los Estados Unidos, asegura que “debido a que ataca a los pulmones, el Covid-19 podría ser una amenaza especialmente grave para aquellos que fuman tabaco o marihuana o vapean. Por lo tanto, es razonable preocuparse porque la función pulmonar comprometida o la enfermedad pulmonar relacionada con el historial de tabaquismo, así como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), pueda poner a las personas en riesgo de complicaciones graves frente al COVID-19”. 

Según Volkow, “vapear, así como fumar, puede dañar la salud pulmonar. Todavía se desconoce si puede conducir a EPOC, pero la evidencia emergente sugiere que la exposición a los aerosoles de los cigarrillos electrónicos daña las células del pulmón y disminuye la capacidad de responder a la infección”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.