“Gracias mi esposo amado, porque sin ti, no sé lo que haría”, fue una de las últimas declaraciones públicas de amor de doña Emérita hacia su esposo, José Joaquín, cuando cumplieron 50 años de casados. A lo que su esposo respondió: “Gracias mi esposa porque eres muy especial. Que Dios te bendiga. Que nos dé muchos años más para vivir juntos y si algún día tuviéramos que estar por allá arriba, pues, allá encontrarnos”.

Un mes después de escuchar estas palabras, la familia de ambos, el 17 de Agosto, asistía al entierro tanto de la madre como del padre, para ir luego a dejar sus restos al Cementerio de Rio Claro de Golfito, víctimas del COVID-19.

Doña Emérita y don José fallecieron el 16 de Agosto de 2021

Doña Emérita y don José fallecieron el 16 de Agosto de 2021 víctimas del COVID-19

“Es algo que uno jamás imagina. El 16 de Agosto, primero murió Mami en el Hospital Calderón Guardia. Ir a recoger sus cositas personales fue tan tan duro! Y yo venía de camino cuando, el mismo día, nos avisan que Papi murió en el Hospital MéxicoCreo que hasta ahora estoy procesando todo esto”, afirma con dolor uno de sus 4 hijos, Jonathan.

Amor eterno

Doña Emérita Valdéz y don José Joaquín Villalobos aprendieron a caminar juntos en la vida desde chiquillos cuando se criaron como vecinos en una Costa Rica muy rural, a 1 hora de la Frontera con Panamá.

Crecieron y se casaron el 17 de Julio de 1971, él tenía 18 y ella 16. Tuvieron 4 hijos y 4 nietos.

Un mes antes de fallecer, la pareja celebró su 50 aniversario de bodas

Un mes antes de fallecer, la pareja celebró su 50 aniversario de bodas

Todas las decisiones las compartían, incluso una que lamenta Jonathan. “No sé si fue por temor, o por escuchar noticias falsas. Ni Papi ni Mami quisieron vacunarse. A veces pienso que no les insistimos lo suficiente pero es que también respetamos que ellos nos dijeron que definitivamente no querían la vacuna del COVID”, asegura su hijo, quien recuerda a sus padres como personas con vocación de servicio, honestas, sencillas y con un amor enorme por todos los demás.

Oriundos de Golfito, se convirtieron en pastores que entendían el amor a Dios en su vocación de servicio. “Papi, si lo llamaban a las 2 de la mañana que fuera a llevar a alguien al Hospital, se iba y lo acompañaba y por supuesto sin cobrar porque era servicial al cien por ciento. Igual Mami”.

Don José y doña Emérita se distinguīan por ser personas serviciales en la comunidad de Lagarto de Río Claro

Don José y doña Emérita se distinguían por ser personas serviciales en la comunidad de Lagarto de Río Claro

Los últimos mensajes

El primero en manifestar síntomas del COVID, fue don José Joaquín. A sus 68 años, fue trasladado de Golfito al Hospital México.

Se comunicaba vía whatsapp con los hijos, hasta el día en que les comentó de la posibilidad de ser intubado. “Nos preguntó qué nos parecía. Le dijimos que sí, de nuestra parte queríamos que se hiciera todo para salvarle la vida”.  Pero cuando preguntaba cómo estaba su esposa, “le mentimos. Le dijimos que todos estábamos bien”. No le contaron que además de él y doña Emérita, había 5 personas más de la familia con COVID y que su esposa estaba internada.

Don José falleció, tras ser intubado en el Hospital México

Don José falleció, tras ser intubado en el Hospital México

De no creer

Doña Emérita, con 66 años de edad,  fue trasladada de Golfito al Hospital Calderón Guardia. “Iba bien. Jamás creímos que Mami moriría, mucho menos que antes que Papi. Mami se comunicaba por mensaje con nosotros pero ya el 14 de Agosto vimos que escribía mal las palabras y ya el 15 cuando le mandamos mensajes por el día de la madre no pudo ni ver los mensajes”. A ella, no la intubaron.

Doña Emérita falleció a las 12:20 am. Su esposo a las 2 de la tarde.

Doña Emérita falleció a las 12:20 am. Su esposo a las 2 de la tarde.

El 16 de Agosto, la mamá de esta familia falleció a las 12:20 am.  Ese mismo día, con el dolor del fallecimiento de su madre, Jonathan tuvo la oportunidad de ir al Hospital México a ver a su papá, que agonizaba. “Ahí son demasiado especiales. El Hospital México tiene mucha sensibilidad. Me permitieron estar cerca de Papi, con todo lo que le ponen a uno para protegerlo en la unidad de COVID. Abrieron un poquito la puerta y llamé a mis hermanos por teléfono para que se despidieran”.

Continúa Jonathan: “Yo le dije al final Papi te amo mucho. Mi hija y todos tus nietos te aman. Quiero que sepas algo, porque es justo que lo sepas. Mamita tuvo covid, sí entró al Hospital y partió a la presencia del Señor hoy en la madrugada. Es tu decision si queres seguir luchando o ir con mami”.

"Le damos gracias a Dios por habernos dado a Papi y Mami tanto tiempo", dice su hijo Jonathan

“Le damos gracias a Dios por habernos dado a Papi y Mami tanto tiempo”, dice su hijo Jonathan

Ese mismo día, a las 2 de la tarde, falleció don José.

“Yo le doy gracias a Dios por el tiempo que nos prestó a mis papás. Jamás le reclamaría a Dios. Es muy doloroso esto, mucho, pero no le reclamaría a Dios. Sólo El sabe por qué todo esto pasó“, reflexiona Jonathan.

El nieto menor, de 4 años dice que ahora hay dos angelitos que lo cuidan desde el cielo. Este es el consuelo de toda esta familia que amará por siempre a sus padres.

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

Comments are closed.