El Turrialba visto con ojos de enamorada

Cada erupción del Turrialba le acelera el corazón a la única mujer del equipo de expertos que lo cuidan, pero no por miedo sino por amor. Reina Sánchez Solano, es una de las costarricenses que posiblemente ha estado más cerca del volcán que cualquiera de nosotros, por cierto la única mujer del equipo de guardaparques.   «Estoy enamorada de mi trabajo. He visto cómo va cambiando el Volcán y eso es lindísimo. Cambia él, cambia la naturaleza alrededor. Es impresionante. Hoy en el parabrisas de mi carro hay ceniza. Todo eso es único», asegura esta madre de dos hijos, egresada universitaria de biología con énfasis en ecología y desarrollo sostenible.

Así como un doctor recibe una llamada de emergencia, a cualquier hora, el teléfono celular de Reina sonó a la 1 de la mañana, la madrugada en que el Volcán Turrialba, pariente cercano del maravilloso Irazú, empezó a hacer erupción este Octubre. «Estábamos dando una capacitación en un Hotel de Heredia y cuando el teléfono sonó pensé que era por algo de alguno de mis hijos. Y no. Me estaban avisando que se activaba una alerta porque el Turrialba estaba activo», recuerda.

«Mis hijos le dijeron a la maestra en la escuela que el Volcán que está haciendo erupción es el Volcán de mamá», cuenta riéndose. Reina tiene 9 años de ser guardaparques y no se imagina trabajando en San José ni mucho menos en una oficina que no sea la propia naturaleza. «Yo respeto mucho pero no me imagino a quienes trabajan en un cubículo y tienen que pasar esas presas de San José. Amo mi trabajo, no me cambio por nadie», asegura la bióloga que comparte desde su facebook las imágenes que le toma al Volcán con ojos de enamorada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.