Escrito por: Wendy Arias Artavia.

Hace 24 años, la vida de una niña que apenas alcanzaba los once de edad, cambió en un abrir y cerrar de ojos.

A los once años un accidente le cambió la vida a Hazel

A los once años un accidente le cambió la vida a Hazel

Todo pasó cuando a un carro que estaba estacionado en una pendiente, se le “reventaron los frenos”, la arrolló y la prensó contra un paredón. Estuvo un año internada, fue sometida a más de 30 cirugías, atravesó el coma, pasó por cuidados intensivos, sedación inducida y quiso morir. 

Tras el accidente, perdió más de un 90% del esfínter.

Por esta razón y para salvar su vida, se le practicó una ostomía (orificio en el abdomen que permite la salida de heces u orina recogidos en una bolsa adaptada al cuerpo).

Hazel se sometió a múltiples cirugías y es paciente ostomizada

Actualmente, tiene 35 años de edad, es madre de Fabricio de cinco, ingeniera industrial, nadadora y una persona ostomizada dedicada a informar sobre esta condición.

En lizethcastro.tv conversamos con Hazel López Salas. Ella nos dice: “Nadie despierta un día queriendo tener una bolsa de ostomía. Pensarán que por tener 24 años ostomizada, amo mi estoma, pero no. Yo no amo mi condición ni amo mi bolsa, yo la acepto y le agradezco. Sé que hay quienes dicen que la aman y le llaman distinto y está bien, porque todos vivimos los procesos diferentes.

Descubrí que la clave no está en amar algo que no es grato, sino en agradecer las oportunidades de vida”.

20 años escondiendo su condición

Durante 20 años, a Hazel, como paciente ostomizada, se le dificultó hablar libremente de su condición. Aun así, conoce la discriminación, califica la época de colegio como cruel y escuchó a un médico privado decirle que no llevaría su embarazo por ser “demasiado complicado”.

Hazel publicó en el día del Niño en su Facebook "Con una bolsa también se sueña"

Hazel publicó en el día del Niño en su Facebook “Con una bolsa también se sueña”

Mis compañeros no sabían, pero era raro que no fuera a una fiesta o piscina, salía de clases en cualquier momento (para cambiar mi bolsa) y no comía lo mismo.

Una vez, el profesor desconocía mi condición, le dije que debía ir al baño y no me dejó, me puse nerviosa y mi ostoma se empezó a llenar, al salir, apenas pude contarle, me escoltó al baño e informamos a los demás profesores.

Hazel transformó su experiencia para motivar a otras personas a salir adelante

Hazel transformó su experiencia para motivar a otras personas a salir adelante

Continúa: “Tardé 20 años descubriéndome. Me dije: esto no me lo van a quitar nunca, pero puedo hacer lo que quiero. Busqué información, comencé a nadar, soy mamá e ingresé a un grupo de personas ostomizadas. Noté que muchos estaban iniciando el proceso y hacían preguntas que yo podía responder desde mi experiencia. Hablar de heces y orina es un tabú y yo lo hablo con normalidad”.

¿Cuánto tiempo te ha tomado descubrir que eres más que una bolsa de ostomia?

Hazel, dio vida al blog “Con una bolsa también se sueña”, donde cuenta la vida de un ostomizado a través de sus ojos, brinda consejos, charlas, informa sobre moda, alimentación, educación y anécdotas.

Hazel escribió ¿Cuánto tiempo te ha tomado descubrir que eres más que una bolsa de ostomia?

Hazel escribió ¿Cuánto tiempo te ha tomado descubrir que eres más que una bolsa de ostomia?

“Con once años, le dije a mi mamá que la amaba, pero que estaba cansada y quería morir, ella me contestó:  “Todo va a estar bien”. Salió del cuarto y años más tarde supe que fue a llorar.

Hoy sé que tenía razón y puedo afirmarle a una persona ostomizada que todo va estar bien. Tenemos que cambiar algunas cosas, pero no se acaba la vida. Cuando alguien los rechace, no se sientan menos, duele, sí, pero ayuda a filtrar y a rodearnos de quienes de verdad deben estar”.

Actualmente, Hazel, está pensionada por invalidez, pues necesita un implante de cadera por desgaste. Sin embargo, se debe a que nació con displasia de cadera y no al accidente. Con 24 años de experiencia, hace eco de que ser una persona ostomizada, no impide ninguna meta.

En el Facebook podés encontrar a Hazel en su página: Con una bolsa también se sueña

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

Comments are closed.