Soy mujer

Soy mujer. Las emociones me galopan en el pecho y no las puedo atajar, me llevan cuesta abajo y yo voy cantando porque me gusta sentirlas y celebrarlas. Es que estoy viva.

Y si se meten la hormonas, esas sí que me acompañan y me ponen a levitar cuando me siento amada y deseada; y me hunden en un siniestro, húmedo y oscuro túnel cuando me siento desechada. Es que siento.

Amo ser mujer porque la intensidad se tira en tobogán por mi sangre y va a parar allá donde la mente la detiene y le pide que cuente hasta 10, aunque casi siempre debo contar hasta 1000 cuando de pasiones se trata. Es que soy imparable.

Vivo «mujermente», que es un adverbio que me inventé donde caben muchos más: fuertemente, delicadamente, ferozmente, impacientemente, calladamente, instintivamente, potentemente, brillantemente, lentamente, nostálgicamente, maravillosamente…Es que amo la fiesta de palabras de mi cerebro femenino.

Soy mujer y se mezclan mis fuerzas con mis fragilidades; doy a luz a mis hijos y ellos me paren a mí. No es un lazo, es un cordón grueso el que nos conecta hasta el infinito porque nos alimentamos mutuamente desde antes de nacer, mi hijo conmigo y yo con él. Intercambio besos que permanecen en el alma, otros que se quedan en la boca y no negocio dignidad; suelto cuando tengo que soltar aunque me cueste porque puede más la libertad que defiendo, que los grilletes de la resignación. Es que he aprendido a decidir.

Soy mujer y me encanta tener vientre y ovarios porque con ellos conquisto y doy la lucha en mis batallas. Y aún cuando la vida me los quitara, sigo luchando porque me sé más que senos y nalgas, me sé obra de arte, laboratorio inimitable, ejecución divina perfecta con zurcos impecables en mi cuerpo, mapa donde se encuentra mi historia y no quiero que me la borren.

Soy mujer y me felicito. Es que soy privilegiada. ¿Y para vos, qué es ser mujer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.