Perdón cuerpo.

Perdón, cuerpo.

Tanto te he basureado. De verdad cuerpo, perdón. 

Porque no te perdono que nunca te contratarán para un anuncio de bikinis, por eso.  ¡Imaginate!

Porque no serviremos de modelos para un anuncio piscineando en cámara lenta a la par de alguna kardashian o de Lucero ni mucho menos de Thalia. Perdón cuerpo por tanto ridículo.

Soy esta, con vos, con vos que has guerreado conmigo las batallas. Vos y yo hemos ocupado un NO para demostrar cómo se hace el SI.  ¿Verdad cuerpo que valemos mucho?

Te has levantado temprano porque los sueños se ejecutan estando bien despertas, y has dormido poco porque a veces los logros nos ocupan más de lo que creemos.  Has hecho ejercicio levantando a tus bebés y has estirado tu cuello para besarlos con amor incondicional.

Tus brazos son expertos en calmar la angustia con abrazos genuinos para los que amas y aún así, yo ingrata te reclamo porque me has quedado mal.

Porque con un centímetro en las manos, he medido tu éxito y tus medidas son más anchas que lo que quisiera o por lo menos que lo que las revistas de moda dictan que es lo “bonito”.

Cuerpo mío, perdón.  Porque sos un edificio completísimo, lleno de cicatrices hermosas por las guerras que hemos librado.

Cuerpo sos una obra de arte, mi estuche, mi por fuera, y mi alma te agradece tu entrega.

Vamos a hacer las paces.  Quiero que me aceptes las disculpas.

Te amo así como sos, porque no sé cuándo terminará este viaje en el que vamos juntos.  Sólo sé que tenemos que ser los mejores amigos.  Vos y yo. Sin centímetro, ni chequera.

Con o sin bikini sentiremos la fuerza del mar y nos sabremos grandiosas.  Te abrazo con amor. 

Querido cuerpo mío. Bendito estuchito hecho por Dios con absoluto cuidado, te acepto, te amo.

Te recomiendo de Archivo:  Carta al amor de mi vida

3 comentarios en “Perdón cuerpo.

  1. Así es a mi me ha costado aprender a amarme y sobre todo perdonarme por no amarme antes. Empecé un proceso para bajar de peso por salud y todos me empezaron a decir ay q linda te vez y yo solo pensaba… Entonces cuando estaba más gorda no era linda…. Pero yo soy yo mi esencia no cambia por bajar o subir de peso. Me encantan tus mensajes de verdad Dios te bendiga y siga dándote esa sabiduría y amor para q sigas compartiendo con nosotras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.