Esta carta fue escrita por el Director de un colegio a quien le importa más la plenitud del estudiante que su 40, su 70 o su 100 en la nota final.  Un Director que ve al ser humano detrás de una nota.

La carta dice así:

“Estimados padres:

Los exámenes de sus hijos comenzarán en breve y sé que todos están muy ansiosos porque desean que les vaya bien; es comprensible.

Sin embargo, es muy importante que recuerden, por favor, que entre los estudiantes que se presentarán a dichos exámenes hay un artista que no necesita entender matemáticas; hay un emprendedor al que no le importa la historia o la literatura española; hay un músico, cuyas notas de física no le importan;  hay un atleta, cuya aptitud física es más importante que la química.

Si su hijo o hija saca buenas notas, genial. Pero si no lo hace…por favor no le quite ni la dignidad ni la confianza en sí mismo. 

Dígale que no pasa nada. Es solo un examen.

Sus hijos están hechos para proyectos mucho más importantes en la vida. 

Dígale que las notas que obtenga no son tan importantes.

Dígale que lo ama y que no lo juzgará.

Lo importante en la vida no es que una persona sea perfecta en todos los aspectos, sino que realmente se apasione en aquello que verdaderamente lo llene.

Atentamente,

Amalio Gutiérrez Alvarez”.

Te recomiendo: Carta al amor de mi vida 

Acerca del Autor

Soy periodista desde que tengo uso de razón. Siempre me gustó preguntar por todo y escuchar respuestas, incluido el silencio como la mejor en algunos casos.

Comments are closed.