Mecánica de bicis

Ella no se considera una mujer completa pero basta que la veas  en sus funciones como mecánica de bicicletas para darse  cuenta de que es particular, con un oficio y trabajo poco común entre las mujeres y por esto y más, sí, sin duda si es muy completa. Sus manos llenas de grasa, a lo mejor con una llave francesa o una herramienta, de esas que durante los  últimos ocho años ha usado en cada trabajo que asume y que llevan a sus clientes a buscarla para cualquier reparación, así como lo leíste cualquier reparación de bicicletas.

“Como practicaba el ciclismo, tenía que darle mantenimiento a la bici que andaba, entonces, iba a los ciclos y veía el trabajo que hacían y como lo hacían, y fue así que inicie; después trabajé como dependiente en un ciclo y veía que hacían los mecánicos y empecé a hacerle cosas a mi bici, a las de mis amigos y ya llevo ocho años en esto”, afirma.

Ella es Hazel Blanco López, una mujer de treinta y nueve años, mecánica de bicicletas del  Moto Ciclo FB, en San Antonio de Coronado, una mujer sencilla, lo dice ella misma, pero particular,  que se abre camino con un oficio que tradicionalmente es desempeñado por hombres.

“Hay muchas personas que cuando vienen a  realizar alguna reparación en sus bicicletas, no creen que una mujer sea  quien les puede ayudar, pero primero yo les hablo  de lo que es necesario hacer, y después, les demuestro, con mi trabajo, que sí, que yo lo hice. Soy mujer y demuestro con trabajo que si es posible que una mujer sea la mecánica que hace las reparaciones”. Esta determinación al trabajo Hazel la trae desde niña cuando su madre la enviaba a ayudar a su padre y a su abuelo en la finca, así fuera a jalar pasto o bien ayudar en labores que él hacía de carpintería. Por eso no hay la menor duda de la seguridad que ella, la cuarta de cinco hermanas nos diga: “Yo trabajo arreglando bicis, disfruto lo que hago, pero igual limpio casas, de hecho los viernes antes de venir al ciclo trabajo limpiando dos apartamentos, por eso no me da miedo si tuviera que quedarme sin este trabajo porque sé que encontraría algo  para hacer, no tengo título alguno pero si la disposición para aprender a hacer, lo que haya que aprender, a intentarlo antes de decir, no puedo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.