Un accidente le mutiló sus brazos pero jamás las ganas de vivir

Con valentía Alex y Rebeca enfrentan su nueva vida

Cuando Alexander y Rebeca fueron a cenar, la noche del 19 de setiembre de 2020, su vida profesional y familiar estaba bastante resuelta.   

Se ocuparon milésimas de segundo para transformar por completo la vida de esta pareja y sus 4 hijas.  Se necesitó poco tiempo, un muro y su carro fuera de control para alterar el curso de su historia.

Tras protagonizar un accidente de tránsito, aquella noche,  Alex vio mutilados ambos brazos y tanto él como su esposa vieron lesionada la piel de su cabeza.  Sólo un milagro logró que sus cerebros no tuvieran ni una sola lesión.

En este reportaje de VIDAS INTENSAS de nuestra revista lizethcastro.tv, lejos de sentirse víctima de un infortunio, nos comenta cómo decidió tomar las riendas de su vida y seguir siendo el líder de su familia.

Alex, Rebeca y sus hijas caminan juntos por una ruta inesperada
Alex, Rebeca y sus hijas caminan juntos por una ruta inesperada

Se declara enamorado de la vida, agradecido con la mujer que ama y lo ama, comprometido con la ilusión de vivir propia y de sus hijas.  Su actitud y fuerza interior lo convierten en vencedor de la tristeza, sin ocultar que en algún momento hubo un reclamo a Dios «Por qué a mí?». 

Te recomiendo de Archivo: MI BLOG A veces se me olvida la vida

Hace más de 10 años Alex y Rebeca se prometieron un día , en un altar, estar unidos en las buenas y en las malas.  Ese pacto de amor hoy se engrandece, deja de ser promesa y ante el accidente en el que Alex perdió sus brazos, encontraron más motivos para seguir amándose en esta nueva e inesperada ruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.