¡Vos sí que sos un mujerón!

Nunca nadie me dijo que por ser mujer yo no podría ser periodista.  Mi sueño fue rodeado por voces que me decían que yo era la única dueña de hacerlo realidad, de protegerlo y cubrirlo con mi alma. Por eso, en mi gozo indescriptible no me cuestioné jamás, cuando ya trabajaba, si yo ganaba más […]

Leer más