No supero la muerte de mi hijo, ¿y ahora qué?

Madres y padres que han perdido a sus hijos cuentan que el mundo se congeló, que el planeta se detuvo, que no hay alegría posible tras la pérdida de un hijo.La tristeza profunda que muchas veces termina en depresión, abraza el corazón inconsolable de muchos que han perdido a los tesoros más grandes que han amado.  Hoy, el Dr. Rafael Ramos de Fucedhi, aconseja en la revista lizethcastro.tv , a estas personas que pasan por un luto tan profundo, a que den pasos hacia la vida porque ellos siguen vivos y la vida continúa sin que haya dolor capaz de detenerla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.