La mujer que surgió de las cenizas

Por: Ana Coralia Fernández, periodista

Fotografía: Fernando Arguedas

Cuenta un antiguo mito griego, que el fénix era un ave mitológica fabulosa: se consumía en las llamas y luego resurgía de sus cenizas. Hay gente que es así, luego de consumirse en la incertidumbre, la violencia y la tristeza, resurgen de sus propias cenizas impecables, valientes y renovadas.

Esta es la historia de Karol Carmona Jiménez, una mujer de 40 años, masajista profesional, empresaria, inteligente, emprendedora y madre de dos hijos. Ella pasó “por donde asustan”.

Con una infancia marcada por el abuso, violada a los 17 años, varios intentos de suicidio entre otros eventos muy dolorosos, está convencida de que tiene una misión que cumplir. “Después de pasar muchas situaciones difíciles, uno pierde la esperanza y piensa que ya no hay más. Sin embargo, he logrado salir adelante y para mí es muy importante decirle a otras personas -especialmente a otras mujeres-, que hay salida aunque una tenga el alma llena de cicatrices”.

Karol vive el día a día.  Aprendió que es más fácil lidiar con 24 horas que con un futuro lleno de interrogantes. Considera que la fuerza interior se construye en la fragua de las lágrimas.

Luego de uno de sus intentos de suicidio, estuvo 17 días en el pabellón psiquiátrico del hospital Calderón Guardia. Los primeros días estuvo aislada de su familia y amigos.  Allí comprendió que no era la única, pues había entre las pacientes doctoras, ejecutivas, amas de casa, abogadas, en fin mujeres como usted o como yo unidas por el dolor. Aunque recibió terapias y tratamiento, la idea de no seguir con su vida se convirtió en una obsesión, que a la vez fue el detonante para darle un giro de 180 grados a su camino.

“Una madrugada tomé un taxi y le pedí que me llevara a Sagrada Familia. Yo sabía que era un barrio conflictivo y que allí encontraría lo que buscaba: alguien que me enseñara a fumar “piedra” para destruirme lo más pronto posible. Estaba harta de sufrir ataques de pánico, de no querer salir de la casa, de arrancarme el pelo y de escuchar a mi hijo preguntar “¿mami qué vamos a comer mañana?” y tener que decirle enojada “tajadas de viento” porque no teníamos nada. Me bajé del taxi en mitad de la noche y una ‘piedrera’ se me acercó y me pidió una moneda.  Le respondí que se la daba a cambio de que enseñara a fumar piedra, pero Dios tiene maneras misteriosas de hablarnos. Ella me miró y me dijo: “Vea mami, no sé qué está pasándole en este momento, pero esta no es la solución. Esto a uno lo hunde cada día más y no hay vuelta de hoja. ¿Tiene hijos? Sí tengo dos… Me ayudó a parar otro taxi y lo último que me dijo fue: “Vaya donde sus chiquitos, abrácelos y béselos. Esto no es para usted”.

A Karol eso la impactó. Llegó a su casa y besó a sus hijos.  No podía respirar entre los sollozos. Con la voluntad de encontrar una nueva vida y la ayuda de Dios, asumió con valentía su depresión e inició una larga terapia para tratar el abuso que había sufrido de niña, el cual resultó ser la primera letra de este abecedario de dolores viejos.

Durante la terapia trabajó muy duro enfrentándose a sí misma y a las historias de otras mujeres mucho peores. Y, poco a poco, como quien sale de un desierto, fue encontrando la esperanza. Las cosas empezaron a mejorar. Aprendió de mano de su madrina, terapista profesional, a hacer masajes y descubrió que esta era una forma de ayudar a otras personas. A la vez fue la oportunidad de reinventar su vida, pues al hacer masajes se  hace mucho bien a la gente. Karol se enamoró de su oficio.

“Yo volví a nacer. Las situaciones difíciles te obligan a cambiar de piel. Todo lo que yo pasé me ha hecho más fuerte y me hicieron lo que soy. Hoy soy la mejor amiga de la Karol adulta y de la Karol niña. Las dos nos sentimos más felices y seguras”, responde con alegría y seguridad.

¿Es la depresión una enfermedad vergonzosa?, le pregunto mientras apago mi grabadora.

“La tristeza no es un vestido que uno se pone voluntariamente. Hay quienes juzgan a las personas deprimidas como si se pudiera escoger. Se puede salir de este valle oscuro con esfuerzo, aferrándose a la vida con voluntad y mucho amor por lo demás pero también por uno. La muerte, no es ninguna solución”.

28 comentarios en “La mujer que surgió de las cenizas

  1. Gracias a tantos mensajes tan lindos para con mi HISTORIA de vida … Dios a hecho de mi vida algo maravilloso y aun seguimos en la lucha para seguir adelante .
    Dios bendiga a cada persona que saco su tiempo para leer y comentar creo sin duda alguna que logre mi propósito … SER testimonio PARA muchas otras mujeres sin esconder nada y dando mi nombre y apellido con total transparencia . Gracias Liz y Coralia muchas gracias por la oportunidad .

  2. Señor (anónimo) el testimonio de Karol no se resume a 4 o 5 años de vidavo de una relación, dudo mucho q ust estuviera cuando tenia 17 años y menos cuando pas tajadas de viento.. quizás la conocio cuando ya eso había pasado. El simple hecho de superar una puñala, cm la q ella recibio ya es un testimonio digno de contar. Y no x bonito!!

  3. Mi amada hermana estoy muy orgullosa de lo que eres te haz convertido en una guerrera de Dios y cada día el te llenará de más bendiciones a ti y a mis hermosos sobrinos xq sin duda eres un ejemplo a seguir :-* cada día te admiró más y más princesa de Dios

  4. La vida es muy dura cuando abusan de uno ,es muy feo, pero terrible es ver a nuestros hijos sufrir que duro es pasar x todo eso y más cosas que no dicen ahí, pero mujer valiente eres virtuosa, Dios te ama tanto que x eso el te ayudó a salir de todo ese amargo momento, xq el te quiere para el, que orgullo y gran ejemplo de vida y superación Dios te bendiga y te siga guiando x el mejor camino.

  5. La vida es muy dura cuando abusan de uno ,es muy feo, pero terrible es ver a nuestros hijos sufrir que duro es pasar x todo eso y más cosas que no dicen ahí, pero mujer valiente eres virtuosa, Dios te ama tanto que x eso el te ayudó a salir de todo ese amargo momento, xq el te quiere para el, que orgullo y gran ejemplo de vida y superación Dios te bendiga y te siga guiando x el mejor camino.

  6. La vida es muy dura cuando abusan de uno ,es muy feo, pero terrible es ver a nuestros hijos sufrir que duro es pasar x todo eso y más cosas que no dicen ahí, pero mujer valiente eres virtuosa, Dios te ama tanto que x eso el te ayudó a salir de todo ese amargo momento, xq el te quiere para el, que orgullo y gran ejemplo de vida y superación Dios te bendiga y te siga guiando x el mejor camino.

  7. “Dios tiene misteriosas formas de hablarnos” Muchas gracias por compartir este testimonio. Qué sea Él, el que guíe a este valiente mujer y sus hijos siempre. Bendiciones.

  8. Admiro mucho a las personas que pueden salir de una depresion y no critico a las que no pueden hace algunos años perdi a una gran persona que no pudo salir de ella y fue muy doloroso para la familia,para la señora sigue adelante y bendiciones

  9. Doña Lizzeth, en esta historia falta agregar que esta señora para “alivianar” dicha “depresión” se metio a la vela de su ex suegra, borracha, con su hija de 5 anitos a volar manazos a quien se pusiera al frente. Por cierto a dicha señora (la ex suegra) estando en vida y padeciendo de alzheimer y anciana, ella amenazó con pegarle con un bate en la CABEZA, cuando le reclamo porque le había tirado una pared de la casa para poner una soda, desde donde se metio con todos los amigos del marido… Ahora, tajadas de viento? Lo que es la gente de mentirosa y malagradecida en esta vida. .. Pero bueno, que dicha que ya salio de la “depresión” y también de nuestra familia a la que tanto daño hizo.

  10. Familia Olmos , saludos .
    Miré que cosas de la vida que yo no tengo ningún inconveniente con dar mi nombre claramente está sabe porque ?? Porque soy una mujer que no se esconde en seudónimos que tampoco tengo problema ni vergüenza de hablar con la verdad por delante , que tengo una total apertura a la señalización de los mortales como usted para decirle que me da muchísima pena ver cuánto a usted le duele y reciente mi nueva vida en Cristo , como madre , mujer y sobre todo en lo profesional .
    Comentarios como el suyo son de crecimiento para mi y tenga plena seguridad que ésto me edifica “Familia Olmos” Gracias por esconderse pero también por seguir tan pendiente de mi vida y crecimiento . Busqué de Dios para que tenga vida propia y dejé de tirar piedras a quiénes estamos realmente trabajando para ser mejores personas .
    Dios te conceda la paz que sobre pasa entendimiento .

  11. Eres una mujer muy valiente al contar tu historia , me idéntico con Tigo y parte de tu historia y llore mucho , sigue adelante Karol Dios está con Tigo bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *