José Luis, el triunfo de la fe que desafía a la ciencia

José Luis regresó a su casa, a morir. Tenía 28 años y 15 días de vida era el pronóstico. ¿Injusto? Quizá pero con los ojos de la fe todo esto estaba sucediendo con un propósito: confirmar que los milagros existen, suceden y hay que celebrarlos.

Los médicos le daban 15 días de vida por una leucemia agresiva y Dios le concedió una gota de sangre, dice él, que lo hizo volver a nacer. Eso fue hace 1 año y a quien entrevistamos no es a un joven apenas vivo, no.  Este VIDAS INTENSAS trata sobre un un hombre con una gran sonrisa y una fe más fuerte que el diagnóstico que la ciencia le dio; trata sobre un Dios que con una gota de sangre devuelve la vida.

16 comentarios en “José Luis, el triunfo de la fe que desafía a la ciencia

  1. Campeón tu FE te salvó. Dejaste a Dios actuar entregándole esa enfermedad, ahora por medio de tu sanidad puedes testificar a otros del poder de Dios.

  2. Grande mi amigo , yo y karol somos testigos de esa época fuerte de tu vida por que estuvimos ahí junto a ti y Rose en ese cuarto de aislamiento del Hospital Mexico , me alegro mucho que nuestro Dios hizo el milagro de sanación en ti y es maravilloso saber que estas sano y es por eso que hay que seguir adelante en la lucha contra este mal y confiar en Dios nuestro amigo que nunca nos deja sólo , Dios los bendiga siempre a ti a Rose y a toda tu familia, saludos fraternos mi amigo y a seguir confiando en nuestro Dios que todo se puede lograr confiando en el .

  3. José Luis nos ratifica una vez más, que la última palabra la tiene Dios, solo él sabe cuál es nuestra hora de partir y es a él a quién hay que preguntarle, sin intermediarios, directo y con el corazón en la mano. ¡¡¡ Bien José Luis!!! Gracias por compartir tu historia y sigue adelante con tu misión en esta tierra.

  4. Elvis y Karol, ustedes son unos grandes luchadores y un vencedor, el día a día es un milagro. Como olvidar a quienes lo acompañan a uno en los momentos mas difíciles, en un hospital, agradezco a Karol la ayuda que me brindo, y el apoyo de ambos. Se les quiere mucho. Un abrazo y bendiciones.

  5. Jose Luis que gran ejemplo, realmente llega a la vida de mi familia su testimonio, donde no bajamos la lucha por enfermedad y escucharlo es una fuerza tan inmensa!!! Muchas bendiciones en su vida! Dios lo bendiga por darnos a conocer, que SI se puede!

  6. José Luis,muchísimas gracias por ese gran testimonio! Es esperanza y fuerza para quienes tenemos cáncer, en mi caso tres tumores malignos en el cerebro. El pronóstico es reservado pero se supone que nada alentador para la ciencia. Sé que para Dios no hay nada imposible y que Él es quien tiene la última Palabra. Y gracias por recordarme q tan solo una gota de la Sangre limpia y pura de Jesús circulando en nuestro cuerpo enfermo es suficiente para sanarnos. Igual que vos quiero soltarme, abandonarme en las manos del Señor y confiar.
    Gracias mi hermano por darnos ánimo a quienes pasamos por esta enfermedad, que definitivamente nos cambia la vida…..incluso para bien porque Dios de TODO saca algo bueno. No lo conozco pero le mando un abrazo.

  7. Los milagros existen! Yo también entregué mi cuerpo y mi alma al Señor cuando sufrí una isquemia cerebral que debió ser mortal a los 46 años. “Señor si es posible aparta de mi este cáliz, sino dame fortaleza para que se haga tu voluntad y no la mía”, le dije cuando supe tengo un coágulo que tapa por completo una arteria del cerebro. La semiparalisisn. que tenía del lado derecho desapareció a los siete días. El coágulo, el rubí de sangre que Él me regsló, sigue en mi cabeza y mi neurólogo no se explica cómo sobreviví y cómo no tengo daño cerebral evidente. Yo si tengo una explicación: el Señor de la Divina Misericordia tuvo piedad de su hija más pequeña. Desde entonces solo quiero hacer su voluntad. Los milagros existen y deben proclamarse. Gracias José Luis por su testimonio y Lizeth por estas historias sobre la grandeza del amor de Dios. Aleluya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *