Esteban, aprendiendo a caminar en la fe

“Hasta que el último aliento de mi vida salga de mi cuerpo, yo seguiré luchando”. Quien nos dice esto es Esteban Chavarría Campos, un hombre que fue víctima de un bajonazo y como consecuencia está en una silla de ruedas. Cómo esas palabras han llegado a ser una realidad en su vida, todos los días, aunque la tarea no es y no ha sido fácil, de esto y más nos habla nuestro protagonista en Vidas Intensas.

Esteban hace un repaso, en nuestra revista, sobre las etapas que vivió desde aquella noche de setiembre cuando regresaba de la casa de su madre e iba hacia la suya.  En aquél momento 4 hombres armados le disparan pero uno de ellos se ensaña con el joven que apenas tenía 21 años de edad.

El, deportista, siempre dinámico y lleno de energía llega a depender, en sus primeros días de recuperación, de otras personas incluso para bañarse. Todo esto, que amerita un desapego de lo aprendido hasta ahora y un callar el ego, se ha convertido en el mejor aprendizaje de este hombre que hoy sigue trabajando duro y cree en la promesa que dice haber recibido de lo alto, de que volverá a caminar.  En este video, su testimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *