Manuel: “Lo que más odié es lo que más amo”

No se necesita más de un metro y cincuenta centímetros para medir su estatura, misma que le valió los calificativos de enano, cabezón y muchos otros, que desde que salió del vientre de su mamá le acompañaron y lesionaron su autoestima. Los primeros en rechazarlo por su estatura fueron los miembros de su propia familia […]

Leer más