Sofi, fuera del hospital

El cuarto de Sofia Escalante, en los últimos 7 meses ha sido el dormitorio de una niña diagnosticada con leucemia: habían gorritos para la cabeza, pulseras llenas de solidaridad que valieron millones, una cama llena de peluches , pero lo que faltaba era que su dueña durmiera todos los días ahí. Eso era imposible porque las jornadas de internamiento en el hospital fueron la constante. Sin embargo tras ese período, el 27 de enero Sofi pudo dormir en su cama, como dice ella “con la seguridad de que ya no digo me quedan tres días, o me quedan dos días para internarme. De hecho, dormí súper bien”, dice con una sonrisa.

Aunque fueron 7 meses, cuenta Sofi que el último fue uno de los más duros. “Es una ansiedad terrible, a veces comía y otras no. Uno está harto. Varias mañanas llamé a mi mamá llorando y le decía que ya estaba harta. El último mes es muy triste porque yo decía por qué estoy aquí, ya quiero estar en mi casa”, recuerda Sofi. “Además me fue mal con las agujas porque me dio una infección y me punzaron en los dedos, en las muñecas, en los brazos, donde a uno le toman sangre, por todo lado”.

Para esta niña de 11 años que donó 5 monitores al Hospital de Niños gracias a que vendió las pulseras que hizo durante su internamiento, la leucemia la hizo tener una fuerza que no imaginaba. “La semana antes de que me diagnosticaran y me internaran, a la escuela llegaron los que vacunan. Yo era la última de la fila, casi invento que ya me había vacunado porque tenía mucho miedo y estos días en el Hospital más bien hasta me tomé selfies con el brazo cuando me lo punzaban, jaja”.

La familia de Sofía la recibió con globos y carteles. Para ella, eso fue realmente especial porque marca el inicio de una nueva etapa: “Fue muy lindo, y además ahora voy a volver a mi Escuela. Ya compramos los útiles y las etiquetas y mañana vamos a recoger los bultos de mi hermano y yo”. El 9 de febrero, esta niña cuadro de honor entrará a la Escuela Fátima. 4 días antes le harán un exámen de médula para confirmar que la leucemia es prueba superada. Su familia está pendiente de lo que el cuerpo de Sofía indique, pero están seguros que en la mente y el corazón de esta niña hay más fortaleza y amor por la vida de las que había hace un año.

12 comentarios en “Sofi, fuera del hospital

  1. Hola Sofi. Tu ejemplo de lucha por la vida no tiene límite, nos has dado una lección a cada uno que conocimos tu caso, pero solo la fe y el apoyo de tu familia pueden llevarte lejos. Mantén esa sonrisa y ese entusiasmo, de seguro sos el pilar para que todos sigan adelante.

  2. Bendito sea el Señor por su MISERICORDIA ,y no dudo que es una joven muy, pero muy valiente y vencedora. Adelante Sofi ,lo mejor está por venir.
    Con la ayuda del Señor todo es posible y sus papás que siempre estuvieron con ella. Hermosa familia.

  3. Sofi, sos un gran ejemplo de valentía y nos das una gran lección aún a los que somos mayores que vos; para siempre buscar lo positivo en medio de la adversidad…Me alegro que ya estés bien, felicidades campeona!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *