Rompiendo complejos: “La gordura me hacía no querer vivir”

Tatiana venció el complejo del sobrepeso

Tatiana Molina es una comunicadora innata.  Trabaja en Radio Disney Costa Rica haciendo lo que ama:  comunica con su maravillosa voz sensaciones y emociones;  dibuja imágenes a través de la radio y es difícil imaginar que detrás de tanto talento y preparación académica hay una historia escrita con lágrimas de las que no se borran.  

El gran complejo de Tatiana siempre fue su sobrepeso.  Pero no eran los kilos lo que más pesaba, sino la burla de los demás, el bullying feroz hacia una niña que se preguntaba ¿por qué soy así y por qué sigo existiendo?  “No sólo me decía cosas a mi misma sino que me golpeaba, no me quería”, nos comenta.

En conversación con lizethcastro.tv. Tatiana nos logra hablar con claridad de las razones poderosas que la convirtieron, poco a poco, en su mejor amiga, matando los complejos, reconciliándose con su cuerpo, enterrando la inseguridad para que emerja el ser humano lleno de brillo que conoceremos hoy a través de su testimonio.  “Frente al espejo me levanto la blusa y digo qué linda panza”, nos dice entre risas la autora del blog “La gordita del grupo” (buscá su blog en www.facebook.com/Lagorditadelgrupo).

“Rompiendo complejos” es la campaña con la que queremos celebrar el mes de la mujer en lizethcastro.tv.  Estamos convencidas que la basura que le echamos a la mente muchas veces viene de nuestro interior insatisfecho y frustrado,  y los látigos del desprecio están colgando en el mismo closet donde están la ropa y los zapatos que hemos elegido para salir a la calle, para vivir. 

Te comparto en este video, este poderoso testimonio.

Te recomiendo de Archivo: El día que perdoné a la Lizeth acomplejada

 

14 comentarios en “Rompiendo complejos: “La gordura me hacía no querer vivir”

  1. Ojalá todos sintieramos esa seguridad, te felicito inmensamente, me encantaría ser como vos, aunque estoy comenzando a aceptarme como soy, veo algo como ropa y se que de mi talla no hay y eso me hace sentirme mal.

  2. Me identifico con Tatiana desde pequeña soy gordita, en mi familia éramos cuatro hermanos mi hermana mayor era una belleza de mujer y yo siendo la segunda siempre me comparaban con ella así que mi familia me decía gorda me trataban mal, en la calle algunos me decían cosas pero donde sentí más la agresión fue en la familia y recurrí a dietas y a la bulimia. Ahora más viejilla volví a engordar y me siento realmente muy mal y triste por mi situación.

  3. Qué linda que no se deje llevar por los que los demás piensen y que al contrario se ame tal y cómo es. Un aplauso y mi admiración todos deberíamos de ser así cero complejos

  4. Yo desde niña he sido gordita y puedes ver como en todas las etapas de nuestra vida las personas te discrminan por ser mad rellenita pero siempre he creido que soy una bella hija de Dios que mis kilitos de mas no definen mi forma de enfrentar la vida y siempre le digo a Dios que me permita ver lo hermoso y bueno de las personas y no las frases groseras las burlas y comentarios por mi apariencia

  5. Lo mio fue terrible ser esteril me acomplejo terriblemente yo sufria cuando alguien conocida quedaba embarazada ir a te de canastilla en la vida eso era como castigarme a mi misma
    Con el pasar de los años fui aceptando que no era menos que nadie ni que tampoco me tenia por que avergonzar ni dar explicaciones a lad preguntas necias
    Con el pasar de los años muchos todo cambio y ya estoy por celebrar el cumpleaños 19 de mi unica hija

  6. Me llegó al corazón la parte de que no le pesaban los kilos sino las burlas. Se me hace la piel de gallina, porque me trasladé a los años 90’s cuando iba a la escuela, y siempre era el objeto de burla de compañeros y profesores, además de ser la burla de mi propia familia. El complejo de fealdad, inferioridad, la baja autoestima y la inseguridad que esas burlas me provocaron, tuvieron sus consecuencias en mi adolescencia, cuando tuve un trastorno alimenticio y bajé mucho de peso (hasta quedar “bonita”). Fui víctima de un abuso sexual a mis 17 años, y a raíz de eso, volví a comer y a descuidarme, ya que prefería pasar desapercibida o que se burlaran de mí, antes de que me volvieran a abusar. El problema de mi sobrepeso llegó a su punto más alto a mis 32 años, cuando llegué a pesar 105 kilos. Mi salud no me preocupaba, pero odiaba y despreciaba lo que veía en el espejo, la ropa que usaba era de señora, trapos feos y de segunda. El día en qué tuve que buscar un pantalón talla 23/24 fue cuando me dije: mae, tenés que hacer algo YA!! Estoy harta de que me digan gorda, estoy harta de que no me quede la ropa, estoy harta de mi vida, estoy harta de refugiarme en la comida. En ese punto, tomé la decisión de ir donde un nutricionista. Pagué el tratamiento de contado u de una sola vez, para así obligarme a terminarlo para no perder la plata. Mi meta se cumplió a los 6 meses. Perdí 27 kilos. Logré aniquilar al fantasma de la obesidad mórbida, logré acallar las burlas de mis compañeros de escuela, de mi familia. Logré secar mis lágrimas, pero aún me queda mucho por trabajar, mucho por alcanzar y mucho por enseñar. Hay muchos testimonios que quisiera dar, y mucho amor propio que cultivar.

  7. Uy! Estoy viviendo una etapa muy dura pues el papa de mi bb tiene una pareja. Mis complejos mis miedos crecen con el pasar de los días. Me encantaría encontrar salida a este laberinto Q existe en mi vida mi mente y mi corazón.😭

  8. Esa es la actitud que debemos tener en la vida, no depender de la aceptación de los demás y amarnos como somos. No debemo sufrir por no encajar en los estereotipos que ha creado la sociedad, quiero que me acepten y quieran como soy.

  9. Es curioso como muchas mujeres pasamos por eso, el rechazo de las personas por no seguir un estereotipo, por ver en la vitrina aquella blusa hermosa pero saber q no hay de tu talla, por gustarte aquel chico lindo, pero creer que nunca se va fijar en vos, por luchar día a día con las miles de dietas para lograr bajar de peso.
    Porque nos hacemos esto? Porque mejor no disfrutamos de la vida, haz la paz con tu cuerpo. Deja de criticarte, deja de enojarte contigo, y descubre que tú eres especial para ti. Con esas medidas, con esa belleza (la que sea!) Tú eres una persona única e irrepetible, y con ese cuerpo serás un canal de bendición a muchos. Disfruta de ti, mírate con cariño y trátate con amor. Porque el envase apenas es el recipiente de tu alma bella.

  10. Como duele saber que las palabras son tan destructivas tener sobrepeso ser negrita poco agraciada la feita de la casa .cuantos años de baja autoestima un matrimonio fracasado sacar ados niños adelante casi sin ayuda .un padre ausente una vida tan poco productiva y yo me pregunto de quien es este mundo de los lindos flacos adinerados porque decidí vivir mi vida a pesar de estas y muchas otras cosas Que a lo largo de mi vida tuve que enfrentar .Me alegro por ti Tatiana sigue adelante sigue soñando un abrazo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.