Policía ejemplar, partera improvisada

Ella es vecina de Alajuela, mamá de tres hijos –incluida su bebita de apenas 4 meres- y sabe el valor de ser parte de ese milagro llamado vida. Sin embargo, jamás imaginó que sería la partera improvisada de un niño que nacería frente a sus ojos sin que nadie le preguntara ¿Quiere hacerlo?

Entrenada para servir a los demás como policía turística, Angely Saborío Solís, de 32 años ignoraba que ese día escribiría una página inolvidable en la vida de al menos 3 personas.  Era temprano, quería llegar puntual a una cita al Ebais; iba a que le practicaran una cirujía menor. Llegó a la parada de Turrucares y sucedió lo impredecible.

Según le comenta a lizethcastro.tv: “Cuando veo a una señora que vieras que ni tiempo de preguntarle el nombre tuve, porque estaba muy mal y la veo ya acostada en las bancas de la parada”.  A partir de ese momento, los segundos empezaron a correr; un parto estaba a punto de suceder.  “Empecé a asistirla con ayuda de dos señoras; una le sostenía la cabeza y la otra le sostenía una pierna porque esa banca era muy angosta”.

Argely recuerda que la señora empezó a pujar. “Y en eso le sale la cabeza del bebé y empecé a ayudarle hasta que ya pudo salir su cuerpecito y vi que era una niña”.

Argely, se quitó de inmediato el abrigo que llevaba y envolvió a la niñita. Luego le quitó algunas flemas con sus manos y en minutos llegó la ambulancia para tomar el control de la escena y cortar el cordón umbilical.

Esta policía turística dice que no sintió temor: “Esto lo haría por cualquiera y aún cuando no conocía a la señora, no lo pensé dos veces porque simplemente ella necesitaba ayuda y para esto está uno”, concluyó esta ejemplar mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.