Adriana Durán, ¡fuera culpas! (Primera parte)

Adriana Durán echó fuera sus culpas hace mucho tiempo

Adriana Durán se ha concedido el derecho de vivir intensamente. En esa intensidad se ha reconciliado con ella misma, ha errado y acertado y. ha despedido sus culpas porque son malas compañeras de viaje.

Supo que esperaba a su primer hijo teniendo 20 años y lo dio a luz a los 21.  Aún tan joven, tomó una primera gran decisión, la de no casarse con el papá de aquél bebé. De esto ya hace 26 años y en retrospectiva aquello que pareció un episodio difícil como madre soltera es hoy uno de sus más grandes premios en la vida. A su graduación de la Universidad fue con el pequeño Diego en brazos y qué dicha que todo esto sucedió porque se convirtió en la primera mujer en ejercer el periodismo deportivo, en Costa Rica.

Luego, más madura vino un matrimonio y dos hijos más, Fabián y Juan Carlos. La vida la pondría a prueba y vino la decisión de un divorcio difícil pero necesario para que nadie le robara la felicidad que tanto atesora.

Posteriormente, se vuelve a casar y nace su cuarto hijo, Marco. “Pensé que me iba a hacer viejita con él”, nos dice con tono nostálgico, pero no.  No funcionó. “Fue complicado, era el segundo y uno pensaba que ya, que iba a funcionar, pero no”.  Se decidió el divorcio.

Una mujer mucho más segura de sí misma recibió el apoyo total de sus hijos y de una familia que siempre ha estado ahí en las buenas y en las malas.

A sus 47 años, Adriana Durán trabaja actualmente en el departamento de Deportes de Canal 7 y  conversa con la periodista Lizeth Castro.  Esta es la primera parte de la entrevista realizada en el Hotel Hilton Inn, en la capital de Costa Rica.

Te recomiendo de Archivo: Glenda Peraza,  una mujer decidida y plena

13 comentarios en “Adriana Durán, ¡fuera culpas! (Primera parte)

  1. Me parece que ella ha sido una gran mujer y mamá ala vez, porque nunca dejó sus sueños y estudios de lado.
    Porque ahora hay tantas mujeres que cuando ya son mamás dejan todo botado.
    Máss bien hay que ponerle más para darles a ellos una mejor calidad de vida.
    Y sobre todo el estudio, ya que si nos aparece un marido que no nos va apoyar y nos va quitar el tiempo, lo mandamos a volar.

  2. Excelente persona Adrian.. espero poder ver la historia mañana..
    y Pienso también que hay mujeres que no trabajan y son más malas madres que las que trabajan y

  3. Tanto a Lizeth Castro como Adriana Duran, son para mi mujer y madres que en primera instancia que me inspiran y si es el aspecto de profesional en que son fiel ejemplo para muchas de nosotras, las felicitó oorr sus luchas y conquistas que aún puede sacarnos lágrimas pero con la mano de Dios sosteniendo e impulsándolo el camino de cada una. Un abrazo fuerte a ambas. Espero algún día conocerlas personalmente. Bendiciones.

  4. Que par de mujeron es esas dos . Y Adriana Durán que hermosa mujer digna de admirar con esos cuatro muñecos ; de fijo en un futuro va a ser la madre más consentida pues los varones son una dulzura con uno y bien que lo merece esa tipa . Bendiciones para la dos !!!🌹🌹

  5. Es una mujer que admiro mucho, por ser una mujer valiente, guerrera que siempre ha salido adelante a pesar de todo, y luchadora por sus hijos. Me tocó la oportunidad de conocerla en una entrevista en Buen Día, me ayudó tanto me dio confianza para la entrevista. Le deseo muchas bendiciones.

    1. No, Ana Cristina, es gratis. El blog te llegaría a tu correo y los últimos reportajes que publiquemos también. Abrazos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *