“Abandonarse en Dios es lo único que nos hace soportar el dolor”, Angelica Gutiérrez

José Luis fue un paciente diagnosticado con leucemia. Hoy, está curado. Angélica es madre de una niña a quien recién le hicieron un trasplante de médula. Se trata de la niña Sofía Escalante, quien después de haber superado temporalmente una leucemia, volvió a recibir un diagnóstico que jamás la tumbó ni la hizo trastabillar en su fe.  Ambos, José Luis y Angélica, entienden lo que es aferrarse a la esperanza. Su fe los tiene de pie y nos comparten, en esta entrevista con Lizeth Castro, parte de su fortaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *