El estremecedor discurso de Madonna

A sus 58 años, con más de 30 años de carrera, Madonna Louise Veronica Ciccone, la mega estrella de la música hoy convertida también en empresaria, recibió un aplauso de pie en la entrega de los Premios Billboard como Mujer del año. La artista pronunció un emotivo discurso que ha sido reproducido por millones de personas pero sobre todo aplaudido por aquellos que creen que la dignidad de la mujer no es negociable.

Madonna dijo:  “Estoy aquí frente a ustedes como su tapete — perdón, como una mujer que es artista. Gracias por reconocer mi habilidad de poder mantener una carrera por más de 34 años dentro de un ambiente abiertamente sexista y misógino, donde he sido constantemente agredida y acosada”. Y agregó:  “Si eres una mujer, tienes que jugar otro juego. Te permiten ser bonita, mona y sexy, pero jamás debes mostrar inteligencia. Nunca debes mostrar una opinión que esté fuera de lo normal”.

Para la intérprete de Like a virgin  “Jamás — repito, jamás — compartas tus fantasías sexuales con el mundo. Esperan que seas lo que se le antoja a los hombres y, aún más importante, lo que no es incómodo para otras mujeres. Y, claro, nunca puedes envejecer. Envejecer es un pecado. Te criticaran y jamás difundirán tu música en la radio”.

Recordó que después de publicar su disco Erótica y su libro Sex, muchas personas la llamaron “p*ta y bruja”. Fue durante esa época que se dio cuenta de lo injusto que es el mundo del entretenimiento con las mujeres: “Pensé  en un momento — Prince también sale al escenario en mallas, tacones de aguja, labial y con el trasero afuera’ pero a él no le dicen nada porque es un hombre”.

“La gente dice que soy controvertida”, continuó la estrella, “pero lo más controvertido que he hecho es sobrevivir. Michael (Jackson) se ha ido, Tupac se fue, Prince se fue, Whitney se fue, Amy Winehouse se fue, David Bowie se fue, pero yo todavía estoy de pie. Soy una de los afortunadas y cada día cuento mis bendiciones”.”. Para terminar su discurso, quiso dar las gracias a sus críticos: “Para todos aquellos que me criticaron, me desearon lo peor e insistieron que no podía, que no lo haría y que no debería,  su resistencia me hizo más fuerte, me hizo empujar con más fuerza y me hizo la mujer que soy hoy.  Así que muchas gracias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *