La enfermedad que doblegó a la rica Jaden Pinkett Smith

Will Smith y Jada Pinkett son padres de dos jóvenes exitosos en el mundo de la moda

Belleza, fama y fortuna eran amigas de Jada Pinkett Smith, actriz y esposa del actor y productor de cine Will Smith. Pero nada de esto había vacunado a la madre de Jaden y Willow, contra una de las enfermedades más poco usuales entre las mujeres y que no tiene cura:  la alopecia de tipo cicatricial, una caída de cabello progresiva.

Jada y Will Smith tienen 20 años de casados.

Siempre con los reflectores sobre cada cosa que hace, Jada, de 48 años, asegura que hasta hace dos años su cabello era parte de ese sello personal que la caracterizaba. La vida, de un modo directo y claro le enseñaría que la autoestima no puede depender de algo que puede cambiar tan radicalmente.

Luego de entrar en shock, fue común verla con turbante queriendo disimular algo que la tenía sumida en la depresión.

A sus 46 años, Jada Smith fue dianosticada con Alopecia
A sus 46 años, Jada Smith fue dianosticada con Alopecia

Fue luego de algunos meses que Pinkett Smith pudo llegar a la siguiente conclusión: “Voy a inspirarme en la fuerza de voluntad que tienen otras personas que están pasando por cosas de verdad horribles, como el cáncer o tener un hijo enfermo. Veo lo valientes que son cada día y lo cierto es que me siento más arropada cuando los tomo como ejemplo“,  aseguró.

Te recomiendo de Archivo: Por qué Will Smith es exitoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.