“Sólo yo la aguanto y ella me amenaza con divorciarse”

“Hola Lizeth. Tengo un problema mi esposa es una mujer intransigente, nunca acepta la crítica. Cada vez que le digo algo reacciona muy mal. Tenemos cuatro años de matrimonio, yo muchas veces le digo cosas para mejorar, se lo planteo bien, trato de buscar el momento. De verdad soy detallista, por ejemplo si vamos a un restaurante y nada le gusta, le grita al mesero, se levanta, me deja solo. Cuando se enoja me dice que si no me sirve nos divorciamos.  Yo al final me quedo callado porque la quiero mucho. Solo yo me la aguanto. El otro día le encontré unos mensajes raros y me despedazo el teléfono de la cólera que le dio.  Quisiera saber cómo hacer para que ella reaccione mejor, estoy cansado, la próxima vez que me pida el divorcio se lo voy a tomar en serio, pero no quiero que ella se quede sola”. 

  1. Querido amigo, en la intransigencia y la incomunicación cualquier relación se enferma.  En la malacrianza, la arrogancia, la agresión, cualquier relación se enferma. Toda persona en una relación tiene que estar abierta a la sana crítica, a las observaciones y entender que una observación no es un reclamo, ni una evaluación, es una sugerencia, una petición para estar bien.
  2. Me parece que su pareja tiene un problema importante a nivel de control del carácter y sus relaciones sociales, en esto puede haber muchas causas. Ocupa una valoración y tratamiento, pero si ella se niega, vamos por mal camino.
  3. Si ella reacciona mal y llega a estos niveles en los que ante cualquier incomodidad, sugiere el divorcio, esto es un patrón de alto riesgo para la estabilidad emocional. Ustedes como pareja deberían de buscar ya, ayuda urgente para lograr una mejor comunicación. Sería lamentable que haya un divorcio por un tema como este que puede modificarse;  cualquier persona puede aprender a hablar bonito, a escuchar para no explotar, pero tiene que dejarse ayudar.
  4. Es lamentable que una persona en una relación pretenda decirse a sí misma todo el tiempo que es la poseedora de la verdad absoluta. Si usted como pareja procura hablar bien, piensa bien sus palabras, busca el momento para hablar, plantea las cosas de forma positiva y propositiva, ella insiste en cerrarse o incluso en negarse a buscar ayuda, comprendo que usted esté pensando en tomar en serio las amenazas del divorcio.
  5. No obstante, vivir en una relación que ante cualquier diferencia, problema, fricción, tensión la alternativa sea el divorcio, esto convierte su proyecto de relación de pareja en un sinsentido, porque una pareja sana no es aquella que no tiene problemas, es aquella que ante los problemas se concentra en la búsqueda de soluciones para fortalecer el vínculo afectivo.
  6. No se precipite al divorcio, no cometa el error de copiar la frecuencia explosiva y malcriada que ella tiene, trate de incentivar la búsqueda de ayuda. Ahora si su pareja se niega a esto, la relación se pone cuesta arriba, el pronóstico es reservado.
  7. El amor no supone anularse, aguantar y callarse porque el amor que anula esa agresión, no estamos llamados a vivir así en una relación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *