“Me martiriza el pasado de mi pareja”

Lizeth, necesito ayuda. Escribo porque quiero comentarle una situación: mi pareja y yo nos separamos hace un tiempo. Regresamos; cuando volvimos él y yo decidimos no preguntarnos nada de lo que había pasado durante la separación,. Fueron dos años,  hicimos este acuerdo y dejamos todo atrás. El punto es que me encontré en su computadora unos correos, unas fotos de un paseo que hizo con una muchacha a la playa hace años cuando estábamos separados;  entonces esto me mortifica, porque yo no sé quién es ella, eso me martiriza. Quisiera preguntarle qué fue lo que pasó, si volvió conmigo porque las cosas no funcionaron con ella, o si de verdad me ama. No sé esto me ha robado la paz, ya tenemos casi tres años de haber vuelto, la relación es muy bonita y él es un hombre muy diferente, todo para bien, pero ahora tengo muchas preguntas de lo que pasó en la separación. 

El Dr. Rafael Ramos, director del CEDHI aconseja:

  1. Yo comprendo que ante la información surgen las dudas, ante las dudas se disparan los fantasmas, pero creo que mi mejor consejo para usted es ubíquese en el presente, en la decisión que ustedes tomaron de volver a vivir su relación.
  2. Si a partir de esta información usted pierde la paz, dónde queda el hecho que usted nos está contando?. Usted  afirma que tiene una relación bonita, que estos tres años después de la separación las cosas han caminado para bien.  Esta es la información que importa, este es el foco  de atención que debe de tener.  Cargar la ente de miedos muchas veces es un proceso infinito que puede enfermar la relación.
  3. Ustedes como pareja llegaron al acuerdo que se iban a enfocar en construir una relación sana, dejar de lado lo que cada uno vivió durante la separación;  ese acuerdo creo que debe respetarse, además creo que es sano, porque qué suma, qué aporta, qué beneficio trae, en qué cambia las cosas, tener datos de situaciones que sucedieron hace poco más de cuatro o cinco años, la verdad no le veo mucho sentido a esto.
  4. Por qué en lugar de alimentar dudas en su corazón y sentirse confusa,  por qué mejor no reconoce el bienestar establecido,  esa es la clave.  La pregunta si volvió con usted por frustración o si volvió con usted por amor no cabe, volvió con usted esa es la respuesta, no sólo volvió sino que está enfocado en disfrutar la relación y hacerlo bien, haga usted lo mismo.
  5. La decisión de volver al pasado es completamente suya, usted sabrá, creo que tiene un presente sano, eso es lo que importa, si usted cree que volviendo al pasado va a traer algún beneficio a la relación, será su decisión, pero creo que hablar porque nuestra mente alberga dudas, miedos, inseguridades puede crear abismos emocionales y traer al presente situaciones que carecen de valor alguno para la relación.
  6. Usted elige su presente, trabaje para consolidarlo, no le de cabida a los fantasmas del pasado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *