Mi lista escolar para mi hija

Hija, tesoro mío: En esta escuela, la de la vida, aprender NO es opcional. La maestra es exigente y en tu aula no puedo estar yo. Sos dueña de tu escritorio para apoyarte, de tu lápiz para dibujar momentos únicos, de tu borrador para intentarlo una y otra vez; de tu regla para medir quién se acerca con amor y quién se aprovecha de vos.

No tengás miedo, andá paso a paso, mi amor, así mismo lo hice yo.

Si me preguntás qué lista de cosas debieras tener para poder ser buena alumna, yo te diría que no pueden faltar estas cinco cosas en el bulto de tu alma:

  1. Creer en vos.  Si te sacaste un 100 o un 30, esa es una nota, un número.  Vos valés más que ese 100 o ese 30. Valiste que Dios pensara en vos, que te diseñara única, que estuvieras en mi vientre, que te diera a luz.  Valés la vida.  Creé en vos. No sos un accidente.
  2. Aceptar el error.  Siempre he creído que la gente que se cree perfecta, se pierde de aprender. Si te permitís decir “Me equivoqué” vas a permitir decir “Así no se hace y así sí se hace”. Eso te hará más sabia.
  3. Elegir tus amigos.  Por eso son escasos, porque es de las elecciones más difíciles. Un buen amigo nunca se burlará de vos. Una buena amiga te dirá las cosas con amor, directas y sin dobleces. Un buen amigo no te dejará sola. Una buena amiga no querrá cambiarte para aceptarte.
  4. Saber decir SI o NO. Hija, algunos te propondrán cosas. Si perdés un amigo por haberle dicho “no”, entonces no era tu amigo. Si ganás un amigo por decirle que “sí” aunque quisieras decirle “no”, no es tu amigo. Siempre tenés que ser fiel a lo que te dice tu voz interior, la que escuchás cuando nadie te habla, en tu silencio, esa es la voz más importante.
  5. Ser feliz.  Ante todo, sé feliz. Tenés que amarte mucho, servir a los demás con tus talentos, reír, compartir, elegir, y ante todo ser feliz, porque a eso viniste a este mundo, a ser feliz,  ese es tu gran proyecto de la vida.

Caminá, amor, es tu camino y nadie te lo puede quitar. Disfrutá, reí, ¿irás a llorar? talvez, pero aprendé amor que de eso se trata esta escuela, de aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.