Carta a mi querida Independencia

Independencia, que mi libertad sirva para decir no a la soberbia destructiva que compra consciencias para engordarse

Independencia, condición de independiente; situación del individuo que goza de libertad y autonomía.

Querida Independencia, sucede que hay quienes roban,  tienen amigos influyentes y  escalan descaros cada vez peores. Logran sus metas por debajo de la mesa, en la oscuridad de la deshonestidad, jugándose en una mesa la limpieza de sus negocios, empapados de ambición insaciable, con las huellas digitales sucias de tanto pagar favores, endeudados con su dignidad.

Enriquecer su bolsillo los sume en la miseria del corazón.   Cuánto pierde el que pierde la paz. Qué poco gana el que sólo gana dinero.  Qué mal negocio, perder algo tan trascendental para ganar algo que se acaba.

Independencia, que mi libertad sirva para decir no a la soberbia destructiva que compra consciencias para engordarseque mi autonomía no conozca la muerte en brazos de quienes me puedan proponer construir el éxito con el material de la desvergüenza.

Independencia, te habla una humana, propensa a cometer errores;  le pido a Dios que mi propia voz no te condene a la prisión de los que respetan al líder equivocado y siguen con admiración al que va delante, sólo porque va delante, aún a costa de su propia libertad, esa que es hermana de la integridad.

Independencia, condición de independiente; situación del individuo que goza de libertad y autonomía.  Que yo sepa dar a valer mi independencia.

Te recomiendo de Archivo:  Una joya llamada NO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *