El San Juan de Dios y las ofensas de uno de sus jefes

El Hospital San Juan de Dios debe amonestar a uno de sus jefes

Después de limpiar el piso con el nombre y la dignidad de una mujer, un odontólogo y jefe del Hospital San Juan de Dios dijo que había sido “al calor del momento”.  Es similar a escuchar a un agresor decir que fueron segundos en los que la ira lo encegueció, pero luego de los golpes dice que lo lamenta.

El hombre, jefe de cirugía maxilofacial del Hospital posteó  en Facebook palabras ofensivas, humillantes e inaceptables hacia Ivonne Acuña, Diputada por cierto. Estas ofensas generaron, de parte de los jefes del hombre, una vergonzosa excusa para no actuar de inmediato con el rigor que merece la descarga de palabras con las que fusiló la dignidad de una persona que piensa distinto a él.

Del Hospital San Juan de Dios salió redactado un comunicado de prensa que indica que ese centro médico no tiene relación con la publicación que el Dr Gamboa escribió. Agregan que la publicación fue a título personal sin relación alguna con el hospital.

Señores del Hospital San Juan de Dios,  a título personal, un jefe en su centro médico no puede irrespetar a otra persona sin que le suceda nada.  Los jefes, líderes algunos de ellos, deben ser consecuentes, íntegros, honestos.  Imperfectos, por supuesto, condenados como todos los seres humanos a errar, pero pasar por alto una amonestación a este odontólogo es hacer el error más grande, no corregirlo es ser cómplice de la falta de respeto. 

El título personal más sagrado es el nombre de cada uno de nosotros.  Ese es el título que este jefe lleva en su gabacha, con el que firma los documentos en el Hospital, con el que se presenta ante un paciente, ese título personal no se acaba al salir de la institución.  Es la huella, la estampa, el sello que imprime en lo que hace, en lo que dice, en lo que ama o en lo que odia.  Encima de su título personal, es jefe, así que llamarle la atención es lo minimo que puede hacer el Hospital San Juan de Dios si en realidad busca en sus jefaturas personas obligadas a mejorar cada día.

La integridad no es algo que se pone o se quita. Es algo que se defiende, que se conquista todos los días, que es difícil pero se logra.  Es algo que se exige de quien trabaja al servicio de los demás. 

Te recomiendo de Archivo:  El poderoso rol del líder

8 comentarios en “El San Juan de Dios y las ofensas de uno de sus jefes

  1. apoyo su comentario Lizeth Castro, si por la víspera se saca el día, dice un dicho por ahí, estoy casi segura como mi segundo apellido, que esto no pasa a nada, curioso que ese hecho se monta en una decisión del gobierno de invertir en un avión, para siete personas, cuando se discute el tema de las arcas vacías del Estado, lamentablemente lo dice la experiencia, un grupo pequeño nos esta dirigiendo a caminos no buenos, y en el tema de la ofensa de este dr, a la diputada Acuña, considero que si no hay sanción, muchas veces no hay corrección, y este hecho, es INTOLERABLE, y debe ser SANCIONADO, dejar en nada lo dicho por este profesional que le pagamos entre todos su salario, es ser cómplice y es un mensaje negativo para nuestra niñez y juventud. CERO TOLERANCIA A LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.

  2. Hola Liseth como siempre muy acertado su comentario, los funcionarios públicos tenemos la obligación de ser íntegros las 24horas al día, y así lo determina la Ley de Control Interno y la ética profesional

  3. Como dirían nuestros abuelos: es un CHUCHINGAS.

    Este hombre ha ofendido la dignidad de todas las mujeres independientemente de su color político, su raza, su nivel social o intelectual o su religión.

    Cualquier persona debe tener un comportamiento decente dentro y fuera de la institución pública o privada donde labora principalmente si se trata de el jefe de un departamento en una institución del Estado.
    Dónde quedó el respeto y el honor de su puesto y de su profesión?
    Dónde está el respeto a la dignidad de las personas?
    Dónde está el respeto a las mujeres?
    Eso no fue un acto al «calor de un momento» fueron palabras soeces, redactadas con saña y con el fin de degradar al máximo a una persona que quiera o no quiera, fue electa a diputada por un grupo importante de nuestra población y que tiene todo el derecho de defender sus convicciones éticas, políticas y morales.

  4. Todavía estoy tomando aire de ver este senor que por eso deben ser calificados los funcionarios públicos y poder perder el puestos ante estas barbaridades

  5. Si así habla en público no quiero ni estar presente cuando una paciente esté sedada, me imagino que esa mente sucia no se queda callada en la sala de operaciones. Que vergüenza.

  6. Me pregunto ¿Qué hubiera hecho la pro-abortista Paola Vega si un insulto de este calibre hubiera venido de un director pro-vida, de un departamento de algún hospital de la CCSS? Ya estaría con abogados preparando una orden de aprehensión, el “inamu” vociferando la ofensa a diestra y siniestra y mandando feministas bravas con pancartas amenazantes a la institución etc, etc, etc. No es la primera vez que este señor ofende de esta manera al prójimo, y cómo la han dejado pasar… ahora sí que la regó… es necesario un antecedente, no impunidad de los mismos… Ese progre pro aborto del PAC debe recibir amonestación a la medida de su abuso frecuente… NO ES SU PRIMERA VEZ…

  7. Se equivocó, no le puedo discutir eso ! Todos nos podemos equivocar, con solo vivir y tener criterio estamos expuestos a equivocarnos todos los días en múltiples aspectos de la vida ! Y porque además no publicas los casos de las personas que ha operado de cancer en su cara y los ha salvado de la muerte ! Mujeres incluidas ! Los defectos faciales de muchas personas que ha corregido durante muchos años ! O no es tan mediática una noticia de esas ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.