El arte de despedirse. El arte de un nuevo hola.

El arte de despedirse es el de creer.

El arte de despedirse, amor, de esa aprenderás mucho en la vida hija.

Empieza por decirle a eso, a alguien, a algo,  que gracias.  Es un gracias con profundo respeto. Es decir que ya no va más. Que ya cumplió.  Que era hermoso pero vienen nuevos días donde no necesitarás ese ropaje que te estás quitando.

El arte de despedirse hija, es el de lavarse las manos para tocar nuevas cosas.

Es el arte de la incertidumbre, de la duda de lo nuevo, de  lo que no es ni siquiera certeza. 

Es el arte de creer.  Y sólo creen los valientes.  Creen que este amanecer nuevo se escribirá con colores que ni remotamente eran conocidos.

Es el arte de la fe del nuevo día, el nuevo trabajo, la nueva relación, los nuevos pasos. No es un túnel que atravesar sino una luz que seguir.

Es un arte que requiere de honestidad.  El arte de despedirse es que el alma se atreva a decir que duele, que hay que desprenderse de lo de siempre, de lo antiguo.

El arte de despedirse, hija es seguir viviendo.  Nunca renunciar.  Es la vida en movimiento, es el cambio.

El arte de despedirse no está en el calendario de nadie visiblemente fácil de detectar.  Llega cuando la Vida, así en mayúscula, cree que es hora de decir adiós.  Llega cuando la Vida, así en mayúscula, cree que es hora de decir un nuevo hola.

Te recomendamos de Archivo: La hora del adiós

Un comentario en “El arte de despedirse. El arte de un nuevo hola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.