Pegué el acumulado y no me había dado cuenta

Pegué el acumulado y no me había dado cuenta

Pegué el acumulado. Cómo no lo había visto!!! ¿Qué hacer con tanto?.

Se me acumula en este premio respirar, caminar, sonreir, llorar mares, ser hija, ser mamá, estirarme en las mañanas, poner mi cabeza en una almohada en las noches.

Orarle, cantarle, llorarle, pedirle, suplicarle, agradecerle a alguien real que me escucha y me ama, un Dios más grande que mis miedos, infinito en Amor.

Se me acumula la risa de mi hija de 7 años y los ojos café claro maravillosos de mi hija de 2O.

Se me acumula mi madre, su beso enorme como si hace mucho no me viera, se me acumula Papi, sus ojos verdes que sonríen, su abrazo fundido en calor…

Se me acumulan en la mente mis hermanos, voces que jamás me dejarían rendirme, que están en mi equipo y sin haber firmado un contrato nos hemos prometido lealtad total.

Se me acumula hacer entrevistas y ser impactada por palabras, por hechos de personas maravillosas escondidas en historias, héroes y heroínas que merecen el micrófono que Dios me ha puesto en el alma y en las manos. 

Soy millonaria.  ¿Qué hacer con tanto?  Vivir.  A cambio de tanto, debo vivir, agarrada de la mano que me sostiene, pateando el ego para que no se meta y lo eche todo a perder.  Vivir.  Eso es lo que puedo hacer con tanto.

Te recomiendo de Archivo:  “Somos millonarios, Mauricio Bustamente”

2 comentarios en “Pegué el acumulado y no me había dado cuenta

  1. Preciosa reflexión yo soy millonaria ya xq tengo un Dios que todo lo puedo en cristo que me pertenece , tengo trabajo y salud y familia .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.