Actor tico Leynar Gómez “Tengo los pies en la tierra, pero los ojos en el cielo”

Leynar Gómez es un exitoso actor tico que lucha por sus sueños

Un pequeño niño mojaba sus piecitos en las playas de Cocal en Puntarenas, le encantaba correr por la arena y en medio de las carencias económicas, jugar en los alrededores del pueblo sin saber que su rostro sería reconocido en muchos países cuando fuese grande porque se convertiría en un actor tico que ha puesto en alto el nombre del país.

/Escrito por : Wendy Arias, periodista/

Al iniciar la entrevista, el reloj marcaba las once de la noche en nuestro país, Leynar apenas llegaba a su casa en Ecuador, donde se encuentra filmando para el largometraje “Sumergible”.

 “Es la entrevista más tarde que he dado –dice entre risas-, pero al fin se pudo, es que los tiempos de grabación consumen mucho… Nunca imaginé que sería actor, crecí en medio de muchas dificultades económicas y sociales, en un lugar donde no había muchas áreas de crecimiento. Solo era un joven que buscaba un medio para expresarme. Un día se dio la oportunidad de hacer un casting y ahí todo empezó a cambiar, inicié en festivales del MEP, entré a la UCR con una beca cultural y luego se dio lo de hacer teatro con la Universidad”.

Leynar Gómez vive en Ecuador y participa en el elenco de una película
Leynar Gómez vive en Ecuador y participa en el elenco de la película “Sumergible”

Y así llegó a Netflix

En una de esas obras de teatro, Leynar viajó a México y al volver, la espinita de la actuación se caló con fuerza en él; se presentaba unas 56 veces al año. Su amor por el arte y su dedicación al teatro, lo llevaron a Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Perú y otros países, pero el recorrido no fue sencillo, muchas veces se fue con lo mínimo. Para el 2014 llegó la oportunidad para el actor tico, de un papel coprotagónico en la película nacional “Presos” y entre una puerta que cerró y otra que se abrió, en medio de un recorrido de altibajos, se animó a dejar su trabajo como profesor y se aventuró, dedicándose fielmente a construir su sueño.

Un día, sin esperarlo, llegó la oportunidad en Netflix, para una serie que se ha presentado en más de 127 países y ha sido doblada en varios idiomas.

El actor tico creció con muchas carencias pero hoy su rostro es conocido incluso en Netflix
El actor tico creció con muchas carencias pero hoy su rostro es conocido incluso en Netflix

Cuando una puerta se cierra…

Hoy Leynar le da vida a personajes que lo desafían, pero que el camino ha sido duro, claro que lo ha sido.

“Vi muchas puertas cerrarse y escuché a muchas personas decir que esto no daba para vivir. Por eso, cada pequeño paso me generó una motivación por ser mejor, dándome un crecimiento personal y aleatoriamente un crecimiento en la actuación, que ha sido un medio para canalizar y encontrar una pasión en el arte. Me replanteé muchas cosas y puedo decir que he disfrutado el proceso, no el resultado, sino el proceso.”

Y agrega: “Me he dedicado a ser la mejor versión de mí mismo, con la primera película vino el reconocimiento, pero he tenido claro que no se trata de figurar, sino de rendir homenaje a lo que hago, sin que prevalezca el ego. La realización viene cada día“.

El joven de 34 años de edad asegura no olvidar el pedacito de tierra que vio crecer a aquel niño que le gustaba mojar los pies en las playas de Cocal. Compró la casa donde pasó su infancia y en su cuarto, guarda todo aquello que le hace palpitar con fuerza el corazón.

Te recomiendo de Archivo: Actor Leonardo Perucci: “Sobrevivir se me ha hecho costumbre” 

“A mi Costa Rica la llevo conmigo”

“Es mi refugio, siempre que voy a Costa Rica, tengo que ir a mi casa, la tengo alquilada, pero mi cuarto sigue intacto, las personas que viven ahí, saben que ese es mi pequeño espacio. Hay libros, recuerdos, está mi bicicleta y demás cosas importantes. Estar ahí es cobijarme y mirar con agradecimiento todo lo que ha logrado el niño que creció en medio de carencias; y cada vez que estoy lejos llevo un pedacito de mi puerto y mi país conmigo”.

Leynar es consciente de que las oportunidades en arte no abundan. Dice: “No a todos se le abren las puertas, por eso debo aprovecharlas y no dejar que la oportunidad me supere, disfrutando el proceso y no el resultado e incentivando a muchos a animarse. No hay sueños cumplidos si no hay lucha por eso, tengo los pies en la tierra, pero los ojos en el cielo”. 

El actor tico sigue cosechando éxitos, incluso fue elegido por los prestigiosos Premios Platino para entregar un galardón en una de sus galas realizada en España.  Recorre el mundo haciendo lo que le apasiona, disfrutando el crecimiento y llevando en el corazón, al pequeño niño, enamorado de las playas de Cocal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *