William Ramírez, el mejor regalo de mi vida 2015

Una cadena de milagros rodean un accidente en el que era más fácil dar por muerto a don William Ramírez. Cayó en un guindo de 600 metros, estuvo ahí dos días con sus noches y sus amigos lo encontraron, con vida y con más ganas de vivir que nunca. Este señor nos habla del gran regalo de la vida y del que vino después, de la mano de su hija, una quinceañera que lo ama y también le da gracias a Dios por la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *